Make your own free website on Tripod.com

 

"EL HERMANO MAYOR"
EL MAESTRO, EL AMIGO, EL SENDERO…!No. 48



PROLOGO

La relación Maestro - Díscípulo, jamás desaparece, puede el díscipulo dejar u olvidarse de su Maestro, pero el Maestro jamás olvida a su discípulo y tarde o temprano u en otra encarnación se lo vuelve a encontrar y continúa la relación entre ambos. Es curiosa la relación tan profunda que existía entre el M. S. MAESTRE y el S. HERMANO MAYOR, ambos se reconocieron por marcas, El Gran Celta y el Caballero del Sol, existía entre ellos una afinidad tal que cuando desapareció físicamente el MAESTRE, el H:. M:. continuó su gran obra abriendo las cámaras secretas que habían permanecido cerradas durante los últimos 2.000 años; la cadena de ashrams por todas las Américas y Europa, en fin, por algo le dijo el Maestre a su primer discípulo: "En usted se encierra un gran símbolo, un gran misterio, estudie astrología Estrada", también dijo: Seguir a Estrada, es seguir la línea de los Cristos, Quetzalcoatl, Krishna, Budhas, etc...

En esta edición No. 48 presentamos una semblanza del Hermano Mayor junto a su Maestre, como un homenaje a esta relación tan maravillosa entre Maestro y discípulo.

Con el mayor respeto hacia EL y todos los Seres de Luz, que apoyan el legado de los MAESTRES, fraternalmente, PAX.!

Ga. Carlos Santos Puig
Guayaquil, Ecuador - 15 de ABRIL del 2.004


Semblanza sobre la Vida y Misión del Muy Sublime Maestre ...

Siempre recuerdo a mi Muy Sublime Maestre en aquellos tiempos del 48 cuando me encontraba cara a cara con él, después de haberlo esperado diez anos, sin saber de donde vendría, quién debía ser, ni cómo se llamaría. En realidad, muchas cosas tengo que decir de mi Maestre en el campo humano, cultural, Iniciático y también, muchas cosas en el campo oculto y cósmico.

Aquél hombre en lo social era todo un caballero, excepcional su figura, su presencia, de alta estatura, perfectamente recto, tez de cera, un hombre de pelo rubio sin ser demasiado largo, de barba algo hirsuta pero amarilla y con un poco de canela en las patillas. Tenía una mirada verdaderamente imponente sin ser dura, dulce y a la vez fuertemente expresiva. Poseía tal magnetismo en su rostro, un hechizo para aquellos que se le acercaban, que era muy rara la persona que hablase directamente con él, en forma seria, que no le quedase grabado su rostro en la memoria. Recuerdo que sus discípulos llegamos todos a decir: ¿Qué será lo que tiene el Maestre que no se me quita de la mente? Todos decíamos lo mismo, hasta que un día en el Colegio Iniciático le preguntamos: "Maestro, ¿Por qué ocurre que a usted lo tenemos constantemente aquí en la frente? El contestó estas palabras: "Si esto no fuese así, ni vosotros seríais unos discípulos ni yo sería un Maestro". En realidad aquello era lo que atraía de él a sus discípulos, nos tenía juntos, unidos con el pensamiento.

Ocurrieron cosas importantes, misteriosas que solo personas de agudo entendimiento o de gran observación podrían comprenderlas o fijarse en ellas. Ocurrió este fenómeno en Venezuela el Maestre no pudo hablar, algo había en ese lugar que él no pudo hablar, solamente fue en una casa relativamente pequeña, con doce o trece personas, que pudo hablar en grupo para contestar preguntas que, por ejemplo, un grado 33, español de apellido Rea le hacía. Como el Maestre de la Ferriere no conocía muy bien el español, pues estaba recién llegado, necesitaba un intérprete, y ocurrió un fenómeno rarísimo ahí no había quien hablase francés, este servidor tampoco conoce el francés pero él hablaba en francés y este servidor le entendía en español, este servidor hablaba en español y él entendía en francés. Este fenómeno sólo ocurría entre él y este discípulo, los demás discípulos no hacían esto porque no podían hacerlo. En esta forma, aquel día se le acerca el hermano Rea antes mencionado y le dice: "Maestro, ¿tiene usted documentos Iniciáticos que le acrediten como un Instructor, que puedan decir quién es usted?" Se notaba que en el hermano Rea había dificultades de entendimiento Iniciático o que había algún rencor, algo interno, pues no sentía hacia nuestro Maestre la atracción que sentíamos nosotros. Entonces, el Maestre le contestó: "No le puedo enseñar ni entregar documentos, sólo les digo que dentro de un año les podré decir quién soy, de dónde vengo y para donde voy". En realidad, aquél hombre, siendo un alto rosacruz, no entendía lo que es el fenómeno de la venida al mundo de un alto Iniciado para anunciar el cambio de una Era, un Instructor que no puede proceder de ninguna organización establecida, que viene para el mundo de lugares ignotos de la mente, un Instructor que surge dentro de la humanidad para hacer acto de presencia entre los hombres, que sólo aparece en el mundo a intervalos más o menos de 2, 4 y 6 mil años. Aquél hermano, el hermano Rea, no podía entender estas cosas, porque él estaba atado a un concepto muy especial y pertenecía a una organización y seguía esa línea. El doctor de la Ferriere, como le decían, no venía por ninguna línea sino para todas las líneas. En esta forma, en aquella reunión hubo grandes preguntas y grandes respuestas del Maestre. Le preguntaron de calendarios y habló de todos los calendarios, fue la primera vez que oí hablar del calendario azteca, del calendario maya, etc., cuando le preguntaron si conocía a Nostradamus contestó con estas palabras: "¿De cuál Nostradamus me habla" ¿de cuál de los escritos de Nostradamus me habla? porque hay unos escritos que andan por ahí impresos y hay unas palabras auténticas de puño y letra que las tengo yo."

En fin, aquél hombre contestó todas las preguntas, pero es el hecho que él no haya podido hablar en Venezuela. En una ocasión lo invitaron los masones a una tenida de gran logia donde se reunieron todas las logias de Venezuela para oír su palabra. Cuando llegó el momento, pasó al oriente, como decimos los masones, volteó y me dijo: "Tome la palabra por mi, Estrada." Yo sentí como un peso que me caía encima. ¿Cómo es posible que vaya ahora a representarle a él? En realidad me sentía demasiado pequeño para semejante función, pero era el Maestro que me ordenaba y tenía que cumplir. Así torné la palabra y hablé de muchas cosas, recuerdo que hablé sobre la Cruz del Acuarius, etc. y sentí que era él quien hablaba por mi boca, sentí que en realidad tenía un poder para hacerlo, pero cuando más sentí que tenía ese poder, fue cuando él resolvió que me callase, llegó el momento en que sentí que se me fue la corriente y tuve que decir: "señores, he terminado". Recuerdo una vez en Maracay se hizo Una conferencia que le llamamos: "La conferencia de los 33", porque en un teatro sólo habían 33 personas y el Maestre sentado a un lado, fui yo el que tomó la palabra para hablar por él. En los estudios esotéricos esto tiene su significado, encierra una expresión de la Sagrada Tradición.

En esta forma, aquél personaje a quien llamamos con todo respeto y con toda veneración nuestro Muy Sublime Maestre, se presentó al mundo como un hombre entre los hombres, tan humano que en realidad fuera de aquella presencia, de aquél magnetismo, era un hombre que actuaba como los demás hombres, pero no como hombre sencillamente vulgar, sino como hombre decente, digno de todo aprecio. Recuerdo que en la mesa, a la hora de comer decía: "No se deje comida en el plato, hágase por aquellos que en este momento no tienen nada que comer", y él era el primero en cumplir sus ordenes, limpiaba su plato después de terminar con un pedazo de pan. Era un hombre que comía con dos comensales al lado, uno era un perro que se llamaba Quinconce, a su derecha, y el otro era una gata cuyo nombre no recuerdo, a la gata le daba el queso y al perro la leche. Estos actos del Maestre tenían una gran importancia para él, la importancia es la de que esos detalles pueden más tarde, desde un ángulo semi religioso, deformar al personaje, como se hizo con Jesús el Cristo, o sea que, en la posteridad, los de mente religiosa afirmarán que se rebaja al personaje por decir que se sentaba a comer junto a un perro y a un gato, por esta razón, este servidor siempre menciona estos actos de su Maestre para que no existan deformaciones en el futuro.

Recuerdo que una vez viajando llegamos a un punto llamado La Encrucijada. Eran las 3 p.m. y esperando ahí el autobús que nos conduciría el lunes en la tarde de Maracay a Caracas, se acerca una señora y le dice: "Señor, tengo mi hija grave, me la acaban de traer del hospital", (estaba en una camioneta), "quiero que usted la vea, señor", me dijo él: "Sígame, Estrada". Le seguí, y cuando llegamos al cuartucho, porque era un cuartucho aquél de un rancho, me dijo en voz baja en la puerta: "Es tifoidea, Estrada". Entró, la vio, estaba flaquita la muchacha, le dio un pase magnético y me dijo: "Ya está Estrada, nos vamos". Yo vi que la niña se quedó igual que como estaba cuando entramos, fuimos a esperar el autobús que tardaba siempre mucho para pasar por ahí. Antes de llegar el autobús, viene aquél señor, se le acerca y le dice: "Señor, gracias, mi niña ya se sentó, dice que está bien". Seguimos hablando, entonces el hombre agradecido no hallaba qué hacer con nosotros y lo que hizo fue ofrecernos la camioneta para llevarnos al autobús. Recuerdo que subimos a la camioneta y estaba toda cerrada atrás, sólo tenía dos óvalos en la parte trasera para ver la carretera. Nos subimos a la camioneta. Todos nos sentamos en unas sillas que estaban atrás, encerrados ahí sólo veíamos los óvalos para vernos en la penumbra. Nosotros veíamos que le pegaba la luz en el rostro, le dije a uno de mis condiscípulos: "¿Qué rostro es ese?" entonces dijeron todos: "El Cristo". Dentro del óvalo vimos que retiraba su rostro, pero con su mano daba el saludo de paz. Eran momentos que se quedaron grabados en nosotros.

Cuando estábamos cerca de aquél hombre ocurría un fenómeno: recordábamos mucho la época de Cristo, en aquellos tiempos el iba a cumplir sus 33 años, pues tenía 32 años cumplidos, recuerdo que me dijo: "A usted le toca abrir los Colegios Iniciáticos Estrada, eso no es asunto mío, es asunto de ustedes". Les estoy hablando en esta forma porque para mí encierra un gran misterio la presencia del Maestre y la aparición de su Orden, de su Fundación, en aquellos tiempos. Así pues él me dijo: "Estrada, es a usted que le toca abrir los Colegios Iniciáticos". Fue un sábado y me tocaba abrirlos el miércoles en Caracas. Y me dijo: "Después me dice cómo fue que los abrió". Llegada la hora, se me ocurrió pararme, levantar la mano y hacer el saludo que él trajo, anunciando la palabra "paz", así abrí los trabajos de lo que iba a ser el Colegio Iniciático. Cuando llegó el sábado siguiente me preguntó: "¿Cómo lo abrió, Estrada?" Le expliqué cómo y me dijo: "Esa es la palabra de pase de los esenios"; desde entonces quedamos pronunciando la palabra de paz y haciendo el saludo. Después uno de mis condiscípulos, el hoy Venerable Sat Arhat Alfonso Gil Colmenares, cambió la palabra de paz por pax y la aceptamos, porque siendo de un idioma muerto, pueden adoptar esa palabra los países.

Así, tenemos muchas cosas que hablan acerca de aquél hombre tan misterioso, tan humano, tan sabio como tan excepcional. Recuerdo que el 24 de Diciembre de 1948, me dijo en Caracas: "Prepare comida para 24 o 25 personas". El se iba a reunir esa noche cerca de Maracay, en el Ashram de El Limón casi no había luz pues era un pueblo retirado de la ciudad y en aquellos tiempos habían ciertas limitaciones. El hizo su ceremonia a las 12 de la noche y después fue a la mesa y nos sentamos todos. Un discípulo no cupo en la mesa. En realidad no había asiento, y entonces se sentó en el suelo. En la puerta, el Maestre (entonces le decíamos Maestro) había preparado el pan sin darnos cuenta y de pronto sacó la cesta de pan rebanado y empezó a repartirlo, yo estaba cerca y observé todo: dio su primer pedazo de pan a su esposa, después me lo dio a mí, luego a otro, pero había uno que yo creía que debía tocarle, inmediatamente capté que estaba catalogándolos a todos al repartir el pan, pero no le tocaba a aquel hombre pasaba por sobre de él y le daba a otro y a otro, hasta que al pasar del tiempo le tocó a este, que yo creía era quien debía seguir, el último pedazo de pan. Eran 24 personas y el último pedazo de pan le tocó al que estaba sentado, diciendo él: "Doy mi último pedazo de pan a este discípulo que ha sido el primero en venir al ashram, quisiera que siguieran el ejemplo de este hombre". Esa noche temprano como a las ocho de la mañana nos dio una conferencia en un cuartucho del ashram sobre los continentes desaparecidos y los continentes reaparecidos, etc., pero hubo un momento muy especial cuando dos o tres veces interrumpiendo la charla, dijo estas palabras: "Y el verbo se ha hecho carne y habita entre nosotros." No tenía nada que ver eso con la charla que estaba dando, nosotros, con el gran respeto que le teníamos no perdíamos un detalle, por aquel magnetismo y aquel hechizo que tenía para nosotros, nos quedamos únicamente meditando sobre aquello. Siguió su charla y por segunda vez, un cuarto de hora después, dice lo mismo: "El verbo se ha hecho carne y habita entre nosotros", así fueron tres veces, después siguió su charla y no mencionó más aquello; vino la comida v la ceremonia llegó el momento días después, de que fuese bautizado por este servidor.

Pero voy a contar un detalle porque aquí todo es estudio, los que tengan entendimiento que entiendan, los que tengan ojos para ver que vean, voy a contar un detalle muy importante cuando le iba a dar el primer grado a los primeros discípulos, el me consulta: "Estrada, ¿quién cree usted que puede recibir el primer grado?" Le dije: "para mi, Pacheco y Mejías", y dijo "está bien"; mandó hacer tres cruces, resultó que una era la mía, cruz de Getuls, primer grado de Iniciación, en el momento de imponer las cruces había bastante gente, hasta policías, todos empezaron a llorar. ¿Porqué lloraban? nadie lo sabía. Recuerdo que tanto con el hermano Pacheco como con el hermano Mejías, al momento de imponérseles la cruz, empezó Acuarius a hacer su demostración se fueron a un cuartito que estaba cerca y me acuerdo porque los vi cuando se acostaron sobre la cama a llorar; entonces le toca ponerme mi cruz, se me queda viendo y yo no lloré, entonces me tocó por el hombro diciendo: "Lo felicito Estrada". Con eso se puede escribir algo muy grande sobre el porqué de ese acontecimiento ¿Que significa? el que no entiende de esto dirá, bueno, no quiso llorar y punto: estoy dando una semblanza de aquél hombre excelso.

Cuando estaba en Nueva York en 1949, pronto a salir para la India, a principio o mediados de Enero con un frío como el que ustedes saben que se presenta en Nueva York en esos días, cubiertos de nieve, aquél hombre en sandalias, sin camiseta en fin, vestido a la usanza de los Maestros, estaba en la estación naval, donde se toma el barco, aguantándose el frío, nosotros que estábamos cubiertos, no soportábamos el frío y aquél hombre que sí estaba preparado, aguantaba ese hielo.

Siguiendo el curso de esta conversación, podríamos amanecer aclarando, o mejor dicho, contándoles las cosas de él, pero hay un punto importante: recuerdo que hubo un momento en que se encontraba paseando en un pueblo casi un caserío por lo pequeño y dijo estas palabras: "Vuelve el Cristo con sus 33 años", él tenía 33 años y alguien del grupo le pregunta: "Cuando Maestro?" y el viéndole le dijo: "Ya pisa tierra hijo." Para el buen entendedor con pocas palabras basta. Tantas cosas le vimos a aquél hombre que las relacionamos con las cosas de Jesús y así podernos entender que después de dos mil años, cuando termina una Era y comienza una nueva edad, es fácil que surja ese personaje misterioso que ha de implantar sobre la Tierra la nueva tónica para la evolución de¡ planeta.

Es así como digo, con gran satisfacción, que hablar de mi Maestre, de sus cosas cotidianas, nos llevaría tiempo para mencionar todas, pero pasemos a la parte oculta de este hombre. No estoy seguro si podré expresarme lo más sencillamente posible para que ustedes que con tanto respeto están escuchando esta charla, puedan asimilar lo que quisiera que asimilasen, vamos a entrar, pues, en el esoterismo, en la enseñanza.

El M. S. Maestre, en el ashram de El Limón, Maracay, Venezuela en 1.948

Toda Tierra en el universo, porque son millones de millares, no tiene número las tierras del universo, tienen un México, un Guadalajara, se come tortilla, se baila a go go, en fin, se pelean, se aman, etc. todas obedecen a un plan cósmico, no tienen número las tierras iguales a la nuestra. Los sistemas solares no están puestos al azar, sino que están hechos con un mecanismo para la evolución cósmica.

En esta forma, todos los sistemas solares tienen un punto central al que llaman Sol, este punto es el centro de un campo magnético. Todo ser en el universo que está individualizado (no puede manifestarse como ser sí no está individualizado) tiene que tener un lugar donde manifestarse y debe tener un cuerpo. En esta forma las tierras del universo tienen una finalidad y es la de dar presencia a la Divinidad a través de la forma humana. Si no existiesen las tierras en el universo, no existiría el hombre como lo conocemos, y si no existiese el hombre como lo conocemos, ¿Cómo podríamos dar fe y testimonio de la Divinidad? Es así como nos enseña la Sagrada Tradición que: "Dios a través de la forma humana comienza a conocerse a sí mismo." Por esto el hombre cuando empieza a despertar, cuando adquiere la iluminación de la razón, empieza a darse cuenta que tiene que conocerse a sí mismo para conocer a Dios, Es así como entramos en un estudio profundo de ocultismo Iniciático: conocernos a nosotros para, conociéndonos, conocer el plan cósmico a través de la evolución de los planetas. Es así como decimos, ¿quieres conocer al hombre? conócete a ti mismo. La evolución del planeta depende de la evolución del hombre y la evolución del hombre depende del hombre mismo. Entonces, tenemos que ilustrar, que orientar a la humanidad individualmente para que pueda alcanzar la Tierra este conocimiento que ella necesita.

En esta forma podemos decir, sin lugar a equivocarnos, que el conjunto de la humanidad sobre las tierras son las células de] cerebro de la misma, cada hombre es una célula del cerebro de la Tierra. Es así como la Tierra piensa por nuestros cerebros, come por nuestras bocas, respira por nuestras fosas nasales, sufre por nuestros pensamientos y por nuestro sistema nervioso. Esta es la razón por la que existen grados Iniciáticos, porque la mente del planeta va alcanzando alturas a través de su humanidad y presenta grados de sabiduría. Estos grados de sabiduría van imantando al globo y van trayendo lo que los hombres llaman evolución cósmica. La Tierra, pues, no está sola en el espacio, ninguna Tierra en el espacio está sola; tiene, además un satélite que girando alrededor de ella, presenta un campo magnético especial; es a lo que lo que en ocultismo se llama sublunar, a medida que vamos avanzando, que vamos pasando por todas las esferas de manifestación, atravesamos la flora, la fauna, vamos adquiriendo experiencias, la mente cósmica a través de nosotros adquiere experiencias y esas partículas de mente cósmica, aglomeradas en nosotros, presentan lo que llamamos el cuerpo astral, el alma. En esta forma el alma está atada a la vibración lunar porque la Luna le ha hecho adquirir estas experiencias. Entonces este magnetismo lunar nos hace ir de encarnación en encarnación, adquiriendo conocimientos; imantando con experiencias nuestro cuerpo, nuestras moléculas astrales se van cargando de ese magnetismo llamado experiencia.

Llega un momento en que de tantas experiencias nos damos cuenta que dentro de nosotros está la esencia misma de la divinidad. Cuando recibimos esta enseñanza interna comenzamos a vibrar con otro campo magnético superior al que llamamos solar, delimitado por la órbita de la Tierra alrededor del Sol. Desde la Tierra se establece un "teléfono" entre nosotros y el centro solar; al establecerse este "teléfono" podemos, pisando Tierra, como dijo nuestro Maestre, vivir la vida solar, vivir aquél lugar que es llamado por los antiguos el Edén, en donde Adán (tiene un estudio muy profundo esta palabra) tuvo su origen y de ahí fue echado del paraíso, saliendo del Sol se dirigió a la Tierra, saliendo por la tangente se dirigió por la constelación de Virgo. Por esto comienza la evolución cósmica terrestre en la constelación de Virgo, en aquél lugar donde tuvo su origen el hombre Adán.

Hay toda una organización, todo un control del Sistema Solar, que a través de los conocimientos Iniciáticos vamos aprendiendo en las Cámaras. En aquél centro que también fue llamado por los griegos el Olimpo de los Dioses, el lugar de los dioses, hay un lugar para cada uno. Recuerdo las palabras de Jesús cuando les dijo a sus discípulos: "Voy a preparar un lugar para vosotros." Y le dijo a los fariseos: "Vosotros no podéis ir a donde yo voy, vosotros sois de abajo, yo soy de arriba." En realidad, los fariseos no estaban con el Sol, estaban con Saturno, por eso su día era el sábado: "Vosotros sois de abajo, yo soy de arriba" les dijo Jesús. En realidad, en el plan cósmico encontramos que el centro solar es el lugar donde va el hombre después de haber alcanzado la iluminación

Recuerdo que al respecto mi Maestre en El Limón un día a las 12 del día me encontró cuando estaba sembrando una mata de mango; se sonrió Y le dije: "La estoy sembrando para ver si en mi próxima reencarnación como mangos de esta mata" y me contestó con unos ojos fulgurantes: "¿Usted piensa volver?" A mí me dió vergüenza le dije: "Bueno, Maestro", me volvió a decir: "¿Y es que piensa volver?", por miedo le dije "No", me dijo: Porque Yo he venido para que vosotros se salvar", la forma de hablar de aquél hombre "Yo he venido para que vosotros se salvar Estrada", me hizo contestarle: "Está bien Maestro, aquí no ha pasado nada". En esta forma podemos entender que existe un estudio muy profundo de la evolución cósmica que debemos abordar. Para esto vino el Sublime Maestre, para esto, este servidor ha abierto las Cámaras Secretas. Si seguimos hablando al respecto podría alguien preguntar: "Y después que estamos en el Sol, ¿qué nos espera?". Es una pregunta muy lógica, ¿por qué? Porque el hombre de la Nueva Era no se queda estancado en un lugar, va en el Sendero y el Sendero no tiene fin, va adquiriendo metas y mientras no llega a una estación debe andar hasta que llega, pero después que llega no se va a sentar, necesita descansar, es muy cierto, pero para seguir adelante, porque si nó la Divinidad sería finita y la Divinidad es infinita; la Divinidad en forma de Sendero es infinita, en forma de amor es infinita, en forma de odio es infinita, en forma de actividad es infinita, en forma de pasividad es infinita, en forma de sabiduría es infinita y por último en forma de ignorancia es infinita.

En esta forma, después de estar en el Sol nos espera otra etapa. Recuerdo que cuando se alcanza determinado grado muy elevado se le dice al candidato en la Tierra: "Usted ahora es el más grande entre los hombres, pero el más pequeño en el reino de los cielos". Significa que al llegar al reino de los cielos nos toca volver a empezar pero en una octava más elevada. Significa que hablando en forma científico esotérica, al llegar al Sol nos preparamos para pasar a una Tierra negra porque existen dos universos infinitos uno de soles brillantes y otro de soles negros, y los soles negros tienen también sus tierras en donde se está siguiendo una evolución humana; decimos humana porque donde quiera que hay algo de oscuridad, hay humanidad, y solo aquí el iluminado es un foco de luz para los hombres en el lugar de los iluminados, los más iluminados son focos para aquellos. Todo es relativo, por esto todo hombre tiene su Maestro y es Maestro a la vez.

Pasando a este estudio observamos con lógica científica que habiendo dos polaridades ya que la Divinidad es polarizada, existe el universo luminoso y el universo negro, que trabajan mancomunadamente. Pero hay un gran misterio si existe el Universo iluminado, los soles emiten vibraciones que se convierten en luz; también existen los soles negros, que es lo que hace que se junten los dos, pero trabajando en forma de un gran tablero, donde veríamos bombillos blancos y bombillos rojos, unas veces prende el blanco y unas veces prende el rojo, el rojo pasa al blanco la corriente y en esta forma el universo infinito es la Divinidad en actividad a través de los dos universos. Así, necesitamos estudiar astronomía astrología, kábala, ocultismo, en fin, meditar, observar para poder entender ese plan cósmico, plan que los hombres no conocen. Por eso cuando ven que están martirizando a un hombre es natural que uno sienta compasión por aquél hombre, pero el sabio dice: "Todo es perfecto, feliz él, que está adquiriendo una experiencia, porque eso le va a hacer alcanzar estadios superiores". En esta forma he querido presentar algunas semblanzas del Maestre, base para entender quién es él y cuál es su misión sobre la Tierra.

Desde luego necesito llegar al punto: El Maestre en los actuales tiempos, ¿qué representa para la humanidad? Lo digo ahora porque hace 24 años que le conocí, esto no lo hubiese mencionado entre la gente de Caracas ni en ninguno de los países, ni a un grupito de masones o espiritistas, lo iba a mencionar porque tal vez saldrían burlándose de mí: que orgulloso, qué necio, así dirían todos. Hoy lo digo porque ya la humanidad ha adquirido una conciencia en 24 años, porque ya se han descubierto muchas cosas que pueden dar pie para comprender que el Doctor de la Ferriere trajo una misión especial y es la misión de implantar sobre la Tierra el 5o. Reino Universal. De ahora en adelante el 4o. reino, que es el humano, va a empezar con inquietudes especiales para poder alcanzar la iluminación.

Pero no se les olvide, no va el reino humano a alcanzar la iluminación en grupo, no, el sujeto alcanza la iluminación individualmente y el que la alcanza se sale de aquí como sale la mariposa de la crisálida, a ocupar su puesto en el centro solar, ya llegó la hora en que deben cumplirse las palabras bíblicas, aquellas que dice Isaías: "Y entonces será el 5o. reino universal, el reino de Cristo y el hombre no pagará para vivir sobre la tierra y el niño jugará con el león", ya después que un alto Iniciado, un enviado, un Avatar, pisa Tierra, implanta lo que debe implantar, entonces va a ocupar su puesto en el Sol, y su aura.

Abran el entendimiento, su aura se esparce en todo el sistema y la tierra vibra con esta aura, por eso dijo Jesús: "No los dejaré huérfanos, estaré hasta la consumación de los siglos con vosotros". Pero las religiones, que deforman todo, no explicaron estas verdades, por esto se lee en la Biblia: "Y aparecerán falsos Maestros que hablando mi nombre harán prodigios, más el Hijo del Hombre vendrá de Oriente a Occidente con vestiduras blancas, con potestad y gloria; así como el rayo aparece en el Oriente, así será la venida del hijo del hombre."

Nuestro Maestre ya es; lo que necesitamos es formarle su pedestal formado por su obra; tenemos que llevar a efecto sus enseñanzas, sus palabras, su obra. Así, ¿quién podrá tumbarlo? pero para todo se necesita tiempo, la naturaleza no anda a saltos. En esta forma esperamos que en un tiempo no lejano todos los gobiernos reconocerán la autoridad del Maestre, sin que se dispare un tiro, sin que haya revolución, porque para que implante su reino, Cristo no necesita revolución, lo que necesita es actividad, y esa, la Gran Fraternidad Universal, ya la viene implantando.

Maestro, ¿la esposa del Doctor de la Ferriere representa alguna enseñanza?

La enseñanza que nos presenta la esposa del Doctor de la Ferriere era la siguiente: vino a cumplir una misión, la misión de representar la Luna que el candidato en su sendero debe tener; cuando el 21 de marzo el punto vernal llega al equinoccio de primavera, cuando cruza con la eclíptica, es cuando los días son iguales a las noches; se dice esotéricamente que el Sol, que es el Cristo, está crucificado. Por esto, en esos tiempos las iglesias católicas celebran la muerte del redentor, pero debe estar la Luna a 180 grados (debe encontrarse en libra), no se celebra la muerte del redentor con la Luna creciente o menguante, debe estar a 180 grados, esto nos enseña que el alto Iniciado, el Iniciado, mejor dicho, que representa al Sol, debe tener una Luna en oposición que es la que le va a preparar su camino, yo también llamo a esta Luna el cirineo que lo ayuda a llevar la cruz,

En esta forma el Maestre apareció en esta segunda etapa de la evolución terrestre (Satya Yuga) con su esposa, para enseñar a los hombres que el Iniciado no deja de ser Iniciado porque tenga esposa, al contrario, a veces el hombre que no tiene esposa tiene grandes conceptos religiosos, grandes sentimientos con respecto a la Divinidad, pero no es un sabio: Necesita el contacto sexual para poder alcanzar la verdadera iluminación, recordemos que Moisés por ejemplo, le decía a Aarón que incensara a Jave, pero Moisés era el que hablaba con Jave; en la filosofía del Anahuac también el alto Iniciado es el que tiene el contacto y el religioso es el que lo imagina.

Quien ordena es el Iniciado. Así, nuestro Maestre vino a cumplir con la Sagrada Tradición. De ahí en adelante todos los Iniciados, los verdaderos Iniciados son casados, tienen esposa. En cambio, la Iniciación lunar, la que viene de la India, es lo opuesto, sus gurús no tienen mujer, tienen contacto con la Luna, con Saturno. Son las dos polaridades. Ya pasó la época lunar, ahora viene la época solar.

Por esta razón, México, que se encuentra al norte, esto es, en el hemisferio norte, ve nacer la primera Cámara Secreta de esta época solar, y en Caracas, que está a 10 grados 30 minutos de latitud al norte de la América del Sur, apareció el primer santuario lunar, pero siempre al sur del continente norte. Observemos que fue en el hemisferio norte en donde empezó a caminar de pie, no fue en el sur sino en el norte, y que manda el norte, no manda el sur, aunque en el hemisferio sur tienen también su 24 de diciembre, no manda el 24 de diciembre del sur sino el 24 de diciembre del norte, porque la parte norte está polarizada con el Sol y la parte sur con la Luna. Por esto, los "Ogelan" pasaron al sur, eran del norte, de la Iniciación Solar y en esa época, por leyes cósmicas, tenían que pasar al sur allí, se imantaron con la vibración lunar, y cuando regresaron al norte regresaron, llamándose Angel, en vez de Gelan; es así como aparece un Jesús sobre un burro, símbolo del animal sagrado del Occidente, demostrando el paso del Oriente al Occidente; es así como dominó el Oriente en Occidente, implantó sus leyes lunares, y Jesús el Cristo a quien le tocó ese papelito, lo deformaron, dominaron las religiones en Occidente de tal manera que después pasaron a Oriente, al sur, y quedó la iniciación Solar entapizada con la maleza de la superstición y la hechicería.

Ahora entra el Sol en la constelación del Aguador, la palabra saber se impone, reaparecen las enseñanzas antiguas, quitando la superstición surgen los Maestros, los gurús de Occidente trayendo la luz a los pueblos y haciendo vibrar al Sol a través de la humanidad Nuestro Maestre, cuando llegó a Venezuela, dijo: "Vengo a ver quiénes son los que están preparados para recibir la luz de la Sagrada Tradición". Y ¿dónde se encuentra ella ahora? ¿no oficia cátedra o alguna cosa así?

En el campo Iniciático cada cual cumple con su misión, después que la cumple ya pasa a ser lo que antes era, ella ahora no oficia nada, es más no demuestra que está con la línea de su esposo, ahora está en un rincón, en un cuartucho, una casita donde vive ella sola.

¿Y no tiene comunicación telepática con su esposo?

Bueno desde luego que no estoy al corriente de eso porque no estoy con ella, no se, pero tal vez si tuviese comunicación telepática estaría con nosotros ayudándonos a trabajar por la obra de su esposo, creo yo, es un sentir.

¿La luz es en la luz?

La luz es en la luz. Usted ve un Sol, muy bien, pero hay millones y millones de soles, la luz es una, unas veces muy resplandeciente y otras veces menos, pero es luz. Entonces la luz divina, que es sabiduría, esa está oculta en todas partes, en todas partes está oculta la sabiduría o sea luz. Es la luz entonces cuando el sujeto quiere saber; por ejemplo el que quiere conocer álgebra tiene que empezar por las matemáticas, por la aritmética pero si va a querer, con solo pensar y meditar aprender el álgebra, su trabajo es triple y no ha comprendido las leyes en virtud de las cuales primero hay quienes han estudiado algebra y han dejado sus enseñanzas para que los otros las usen y no tengan que estarse rebanando los sesos. Todo el que va a estudiar álgebra lo primero que hace es entrar a una escuela para que se le enseñe aritmética matemáticas y entonces aprender álgebra.

Es por esto que el Iniciado no es simplemente un hombre que está con elucubraciones mentales, sino que está cara a cara con Dios y trata de estudiarlo, para conocerlo científicamente, espiritualmente. De todas formas debe conocerlo, por esto es que se ha descubierto desde tiempo inmemorial el estudio de las vibraciones por las cuales existe la astrología, porque el que no estudia astrología dice: "Yo soy amor, yo no puedo con este amor tan grande." Y el científico Iniciado le dice: "porque tienes colocado Venus en esta forma y tú lo ignoras, te entregas a la humanidad, muy bien, pero tienes que dominar el timus, porque el sentimentalismo que te hace ver palomitas y maripositas es una rémora para tu evolución en el conocimiento Divino." Entonces estudiamos que se necesita la enseñanza tradicional que nos da un conocimiento preciso de lo que es Dios.

Cuando salí la primera vez de Venezuela dije estas palabras: "A Dios se le ha pedido, a Dios se le ha adorado, pero a Dios no se le ha estudiado". Y dice el doctor de la Ferriere: "Hay que poner un poco de ciencia en la religión y un poco de religión en la ciencia."

Esto lo he asimilado en esta forma: la parte religiosa de la Divinidad puede ser estudiada científicamente para que se unan hoy las dos polaridades y entonces venga el conocimiento íntegro, el conocimiento integral de Dios, porque de lo contrario estamos de un lado, solo pensando o sintiendo. Los de Cáncer o los que tienen planetas en Cáncer, que son del triángulo de agua, su palabra clave "yo siento" vibra con ellos y por eso "sienten" la divinidad, "sienten" los muertos, en fin son sentimentales porque la Luna los está manejando.

En esta forma es muy saludable para el hombre que quiere saber, conocer a Dios, verdaderamente, no imaginárselo (una cosa es imaginárselo y otra cosa es conocerlo estudiar. Pero eso sí, esto es duro, no vaya a creerse que es fácil, así como no es fácil conocer química si no se pone a estudiarla, así no es fácil conocer la parte oculta de la Divinidad, para conocerla, repito, no imaginársela, sino conocerla. Se necesita la astrología, porque la astronomía es el estudio de la parte externa de los astros y la astrología es el estudio de la parte interna. Nosotros tenemos una íntima relación con el Sol, con todas las estrellas y si no la estudiamos, entonces, bueno, "sentimos" cosas pero no las comprendemos. Como decía Krishna "en la forma en que los hombres me interpelan, en esa forma me les presento", es un punto de vista religioso que no se puede discutir.

Cuando se quiere a todos los seres es cuando se cumplen las palabras del Maestre Jesús cuando dijo: "Amaos los unos a los otros y amad a Dios sobre todas las cosas y a tu prójimo como a ti mismo."

Entonces es cuando el sentir, el vibrar, el amar, todas las expresiones de Dios se sienten en uno. Yo puedo sentir una cosa y no saber el porqué cuando la siento y la se. Entonces estoy completo. En esta forma tenemos que la ley del universo es la espiral; salimos de aquí, llegamos como niños aquí, nos vamos levantando, volvemos a ser como niños, volvemos a alcanzar altura y siempre cuando volvemos, cuando vamos a empezar, nos volvemos como niños. En esta forma, el sujeto que siente como niño cuando ha alcanzado la Iluminación, si vuelve a este mundo, puede que viva una vida normal para después volver a sentirse como niño. Por esto ninguno se siente niño al principio, esto es, como hombre no se siente niño, cuando está jugando dice; vamos a jugar porque somos niños, pero eso dista mucho del niño al que se refería Jesús.

Como decía Krishna, hay que ir a la síntesis, pero a la síntesis del conocimiento. La luz es sabiduría, la ignorancia es oscuridad, entonces delante de nosotros está la Divinidad, si la podemos entender nos deleitamos con ella en su acto de presencia dentro de nosotros, pero nos pide, nos dice: "estúdiame, conóceme''. Para conocer nosotros a la Divinidad tenemos que estudiarnos, porque si no nos estudiamos, no sabemos de la Divinidad, concepto que se debe respetar, porque Krishna es claro al decir: "En la forma en que los hombres me interpelen, en la forma en que ellos me vean, en esa forma me les presento."

Ahora, la sabiduría nos enseña que debemos hacer síntesis de todos los conceptos, para esto hay que estudiar, porque el concepto de cada persona está dentro de nosotros, lo que necesitarnos es descubrirlo, buscarlo para conocerlo. El concepto de mis hermanos debo yo descubrirlo en mí para poder entenderlos a ellos. Si en su interior no hay necesidad del Maestro, no lo puede encontrar afuera, cuando el discípulo está preparado, aparece el Maestro, antes no. Así, cuando un hombre no nos satisface en sus conocimientos porque ya hemos alcanzado alturas superiores, entonces aparece el Maestro en este borrador, empezamos a estudiarlo, este borrador es el Maestro.

Así, que todo aquel que sigue el sendero de Iniciación tiene mucho que estudiar, mucho que meditar, para que entonces pueda sentir la sabiduría de Dios, no solamente en un punto sino en todas partes. Yo me deleito constantemente en la presencia de Dios a través de todas las cosas. Hay quien ve a Dios en las flores, hay quien lo ve en un papel, hay quien lo ve en el mar. Sin embargo, el sabio lo ve en todas partes: Dios está en el puñal del asesino y en la víctima caída, en las dos partes está Dios. Entonces necesitamos vivirlo, sentirlo, comprenderlo para poder realizar.

Maestro, ¿de qué murió el doctor de la Ferriére?

Eso es otro misterio, como vino un hombre entre los hombres se dijo que había muerto de diabetes, bueno yo no lo vi morir, solo apareció un papelito en un periódico francés sobre el deceso del doctor de la Ferriere, diciendo que no se permite llevar flores Y que el entierro va a ser en privado en la cripta de la familia. ¡Pero si no tenía familia!

¿En qué familia se iba a efectuar? Bueno, ahora él anunció algo al mundo, a sus discípulos. Antes de desaparecer, a través de uno de sus discípulos a quien manda un papel, con membrete de la KLM (una empresa aérea) (él tenía papel timbrado y membretado con el cual nos escribía), pero en aquél él dijo: "todo está arreglado, todo está terminado, mi sucesor es mi primer discípulo, quien tendrá el séptimo grado en la próxima encarnación." Lo hace en ese papel de la KLM, pues parece que iba de viaje y le dijo a alguien: déme un papel y lo escribió con puño y letra (él tenía máquina de escribir, siempre nos escribía a máquina) aquél hombre, si murió de una enfermedad, ¿porqué escribió en esa forma?

Por qué, cuando yo fui a inaugurar la montaña sagrada en el Perú, en 1963, cuando abrí los peregrinajes del sur, después de cerrar el Maestre los peregrinajes en el Tibet, ¿por qué apareció en un periodiquito del Perú en francés "Bienvenidos a la montaña sagrada"? Esto es un gran misterio, ¿porqué no fue en inglés, o en español? y debió ser en francés. Bueno, tal vez yo vuelo con el pensamiento y me ponga a pensar cosas raras pero es que me hacen pensar, y no tengo la culpa de que me hagan pensar.

Por esta noche vamos a cerrar nuestros trabajos en nombre de aquél para el cual se ha hecho esta velada. A nombre de nuestro M. S. Maestre y de la Sagrada Tradición, declaro cerrados los trabajos de esta tenida de hoy. Agradezco mucho a todos ustedes la buena voluntad, la gentileza de hacer acto de presencia entre nosotros.

Conferencia del V. Sat Arhat Dr. J. M. Estrada, Enero de 1972.


¡NUEVOS TIEMPOS SE AVECINAN; UNIÓN, UNIÓN O LA ANARQUÍA NOS DEVORARÁ!