“EL HERMANO MAYOR”

EL MAESTRO, EL AMIGO, EL SENDERO…! No. 11


Prologo

Durante su vida pública, el HERMANO MAYOR, dio cientos de conferencias en todas las Américas y Europa, muchos fueron los temas que El abordó sobre los mas diversos temas esotéricos, filosóficos y científicos-culturales. Fue una continuación de la obra que el Avatar de la Era dejó y un fiel cumplimiento cabal de las instrucciones recibidas de EL para la instauración de una nueva edad de luz. No por gusto le nombró como “Guia y custodia de la Institución”; como su primer y mas avanzado discípulo, sabía que el Hermano Mayor tenía que llevar la barca Aquariana hasta los mares celestes de la realización espiritual.Por otro lado, todos los discípulos del MAESTRE han cumplido con lo suyo y son dignos de todo respeto, ahora lo que falta es sacarle a la GFU ese virus de politiquería y poder que se han llenado todas sus líneas en apenas 55 años, infectadas por el medio ambiente en que vivimos en donde reina la separatividad, repito, las ansias de poder y de creernos “Supremos” ante todos. La GFU necesita una buena depuración para volver a retomar las enseñanzas e instrucciones que dejaron los Avatares, estudiar las obras del MAESTRE y la enseñanza viviente del S. HERMANO MAYOR, que fue complementaria y muy necesaria para un mejor desenvolvimiento de la GFU y la Orden.

Les invito a leer una conferencia del SHM sobre “Que le sucede al hombre después de la muerte”

Con el mayor respeto hacia EL y todos los Seres de Luz, que apoyan el legado de los MAESTRES, fraternalmente, PAX..!

Ga. Carlos Santos Puig

P A X .... Guayaquil, 31 de Agosto del 2.002


Breves Biografías de los MAESTRES, La Ferriere y Estrada

EL SAT GURU SERGE RAYNAUD DE LA FERRIERE, nació el 18 de enero de 1916 a las 2.45 horas, en París. Estudió en Bruselas y, cuando tenía 13 años participó en un concurso internacional entre 15 países, obteniendo el premio Ernest Roussile como el mejor estudiante de Europa. Desde sus primeros años tenía predisposición para el ocultismo, hipnotismo y todo lo relacionado con el hermetismo.

En 1947 un Mensajero del Poder Supremo del Tibet, el Maestro Sun W.K., le confirió la Misión que entonces asumió, consagrándole Superior de la Orden del Acuarius y calificándole como el Símbolo Viviente de la Luz, Paz y Verdad. Desde ese momento su vida se tornó del exoterismo a la Iniciación Real y se dedicó por completo a la tarea que el Maestro del Tíbet le encomendara.

Este mismo año la AGHARTA SHANGA lo consagró como Venerable para fundar la GRAN FRATERNIDAD UNIVERSAL.

Designó a Caracas como punto de partida de la Institución en el mundo; estableció el Primer Ashram (centro de desarrollo espiritual) de la Nueva Era, en el Limón, Macaray. Durante 18 meses El personalmente instruyó a numerosos discípulos, el primero de los cuales fue el Dr. José Manuel Estrada, y en su 33º. Aniversario inició su peregrinaje a través de los cinco continentes. Dio más de 2.500 conferencias en Universidades, Logias, Iglesias y Sociedades Espirituales en más de 50 países. El 27 de diciembre 1962 experimentó el MAHA SAMADHI y se retiró de la actividad pública, dejando a sus discípulos al trabajo de Paz para la Humanidad.


El GRAN GURU DR. JOSE MANUEL ESTRADA VASQUEZ, es guía y custodia de la G.F.U., Línea Solar. Rector Mundial de los Colegios Iniciáticos de la Suprema Orden del Acuarius.

Nació en Caracas, Venezuela, el 28 de Julio de 1900. Se crió en el seno de una familia humilde y de realeza espiritual.

Desde pequeño se destaco como un eminente autodidacta en diversas ciencias. Aún no cumplía los diez años cuando sus profundas observaciones, lo llevaron a declarar públicamente el error en los pronósticos del Camilo Flammarión, el cual no garantizaba la vida del planeta el 18 de mayo de 1910 ya que, según éste, la caída del cometa HALLEY cubriría la Tierra produciendo serias catástrofes. El pequeño José Manuel seguía seguro de sus cálculos y, cuando al fin llegó la fecha y comprobó que sus predicciones matemáticas no fallaron, se reafirmó en sus profundos conocimientos y creció su popularidad, que más tarde le llevarían a recibir Títulos Honoris Causa en varias líneas del Saber Humano.

Así, el Eminente Sabio, recibe altos galardones por su distinguida labor a favor del género humano de manos de dignatarios gubernamentales; a ello se suman las Escuelas Iniciáticas Orientales y Occidentales.

A miles de simpatizantes les consta su recta e integral conducta y el beneficio recibido por su servicio imparcial gracias al dominio de las Leyes Naturales.

Ha recorrido el continente Americano implantando la INICIACION Solar, promoviendo la fundación de numerosos Institutos de Yoga, Colonias Espirituales (Ashrams internos y externos), Escuelas Iniciáticas y Pre-Iniciáticas, fundador de la Primera Cámara Secreta de la Era Acuariana en el mundo. Promotor de centros infantiles, Grupo de Exploradores Karis, Hogares Adheridos a la G.F.U. Solar y Grupos Científicos con una visión de la Nueva Era, dentro de la Institución.

Guía y digno representante de la Célula Familiar, el Gran Gurú es acompañado por su esposa a través de los años de inseparable matrimonio. Ella se distingue por su Grado Iniciático Real; Rvdo. Gag-Pa Carlota Castañeda de Estrada; con su hijo José Leoncio son ejemplo vivo de una alta moral.

 


"QUE LE SUCEDE AL HOMBRE DESPUES DE LA MUERTE"

Por el Dr. JOSE MANUEL ESTRADA VASQUEZ

(Conferencia Dictada en Murcia, España en Abril de 1.979 durante una gira misional en el Continente Europeo)

Honorable concurrencia, muy buenas tardes.

No se imaginan cuanto placer siento al verles aquí reunidos para oír este mensaje que trae la Gran Fraternidad Universal a través de este servidor.

Veo que Murcia no está dormida; está despierta. Está despierta porque el tipo de enseñanzas que trae este servidor no es para recintos descubiertos sino para recintos cubiertos. No es enseñanza para todo tipo de personas, no. Entonces, sin ustedes conocerme se han reunido aquí para ver que les traigo. En mi paso por el mundo yo soy un termómetro; yo sé cuál es el pueblo maleducado; en fin, cuál es el pueblo religioso, porque justamente, así mi persona le da cierto despertar o me ven de cierta manera. Mi misión en el mundo es despertar el estado de conciencia de los pueblos, porque necesita el mundo un despertar; ya es el tiempo, ya han llegado los días, como dicen los Textos; ha llegado el tiempo en que la humanidad espera algo y la humanidad está preparada para recibir alguna enseñanza un poquito más profunda que la que conoce. Así, la G.F.U., Institución Cultural Mundial que viene para una reeducación de los pueblos, ya está en actividad. Esta Institución no es una institución más, no, es la que esperaba la humanidad para estos tiempos. En los Textos Sagrados, que son Sagrados por la Sabiduría que encierran, en forma simbólica se habla de los tiempos actuales y dice que el mundo será salvado por culpa de los pocos, no por culpa de los muchos; y dice también que está de parto, esto es, si tiene dolores de parto esa mujer es porque va a dar a luz algo, y ese algo debe ser un niño, porque la mujer no da a luz a un hombre, sino a un niño. En esta forma me da la gana pensar que la humanidad es una mujer que está ya para dar a luz. ¿Dar a luz qué? Dar a luz un niño. Pero ese “niño” puede tomarse en forma genérica: que van a aparecer muchos niños, niños que, en realidad, nacen del hombre; es la transformación del hombre en un nuevo hombre, y por esto se le dice en Norteamérica el “Superman”, el Superhombre. Dicen el Superman de América, pero para mí no es de América solamente, es de todo el planeta porque en realidad este nuevo niño no es ni más ni menos que un nuevo estado mental, un nuevo concepto de las cosas.

Al profundizar en las cosas que tenemos delante y descubrir todo lo que nos pueden enseñar, o sea, aquello que los Textos dicen: “primero veréis mis reflejos...” esto es un reflejo, nosotros somos un reflejo, todo es un reflejo, “después me veréis cara a cara. Sí. Cuando el hombre se detiene a pensar ante la omnipresencia divina, cuando se detiene a pensar y a ver, entonces es cuando descubre la hermosura, la grandeza tremenda que tenemos delante, y entonces se cumple en el sujeto este pasaje bíblico: “... después veréis cara a cara”. Es así como la humanidad está esperando un nuevo nacimiento.

Dice el Texto: “y entonces será el quinto reino universal, el reino de Cristo, y el hombre no pagará para vivir sobre la Tierra, y el niño jugará con el león”. Es perfecto. Ese quinto reino universal es el segundo nacimiento que tiene nuestro antropoide. El primer nacimiento es la razón, que nos separa del animal irracional; el segundo nacimiento es el llamado Hijo del Hombre. Dijo Jesús muy claro: “ Cuando levantéis al Hijo del Hombre, entenderéis mis palabras”; y cuando habló a sus discípulos le dijo muy claro: “entre el Padre y yo no hay diferencia; sea uno conmigo como yo lo soy con el Padre”, les quiso hacer comprender que los mismo que él veía y comprendí y sentía, ellos también lo iban a comprender. Por eso les dijo “Muchas cosas tengo que deciros, mas no es el tiempo, pero vendrá quien les hablará claro”. Es así como en los actuales tiempos, cuando el Punto Vernal se mueve hacia la constelación del Aguador, o sea, hacia la constelación del Hijo del Hombre, se cumple aquello de la Biblia que dice: “....Cuando veáis la señal en el cielo, será la venida del Hijo del Hombre”. Y entonces me da la gana pensar que, cuando dijo Jesús: “... Estaré entre vosotros y no me conoceréis porque seré un hombre entre los hombres”. , me da la gana pensar que en realidad ese estado de conciencia Crístico que está en todos nosotros, ha llegado el momento en que va a despertarse en nosotros, y es entonces cuando Cristo estará entre nosotros y no nos daremos cuanta y no nos daremos cuenta de que está ENTRE NOSOTROS. Es así como ha de aparecer el Hijo del Hombre y es así como comprendemos aquellas palabras que dicen: “... Sólo cuando os volváis como niños entraréis en el Reino de los Cielos”. Sí, cuando el hombre se hace limpio de corazón, cuando el hombre se da cuenta que no debe hacerle mal a nadie, a ningún ser, entonces empieza a volverse niño. Entonces le dicen los demás hombres: ese es una alma de Dios”, y se cumple la Biblia cuando dice: “...Y serán llamados Hijos de Dios”, porque un alma de Dios es un Hijo de Dios? Todos somos Hijos de Dios, pero existe una línea de pensamiento, una línea de estudio sobre el ser mismo que es lo que nosotros llamamos Línea, o mejor dicho, el SENDERO. Cuando se entra en el Sendero ya tiene un nombre las personas que avanzan en él, porque realizan Grandes Verdades; a esos se les llama un HOGEL. HOGEL quiere decir Hijo de Dios: GEL es Dios y Ho es Hijo; Ho, AN, ANGEL, de ahí viene la palabra ANGEL: Hijo de Dios.

Para estos tiempos ocurrirían cosas muy especiales; una de ellas es que el hombre iba a volar: “Y los hombres volarán en langostas de acero con cara de hombre”; y en una parte dice que tendrán un garfio para agarrarse al suelo; en los primeros aviones el freno era un garfio para agarrarse al suelo. Ya esto está llegando. Ya llegó. Entonces es fácil comprender que el Hijo del Hombre, como habla el Texto, viene sobre las nubes, esto es que ninguna en su tierra puede ser profeta, “Nadie es profeta en su tierra”. Entonces el que está aquí va allá porque nadie es profeta en su tierra. Es por esto que yo estoy aquí, pero no soy de aquí, soy de Venezuela, pero ¿ cómo he llegado aquí? En avión, sobre una nube blanca... en una nube. Así todos vamos a viajar en aviones, y el Hijo de Hombre, que es un estado de conciencia, viajará por sobre las nubes, y hoy estamos viendo que todos los grandes viajes los hacemos en un avión. Pero nadie se da cuenta de eso. Entonces están llegando los tiempos en que podemos hablar de estas verdades porque ya están preparados para entenderlas. Ya conocen, bueno... Electrónica, ya conocen Astronomía ... en fin, una serie de ciencias que pueden prepararles para entender verdades más profundas. Así tenemos que el tema de hoy es un tema bastante escabroso, pero en realidad, si abren el entendimiento, di agudizan la intuición pueden entenderlo ya que es relativamente sencillo: el tema de “Que le ocurre al hombre después de la muerte”.

En primer lugar, la estructura Divina, fíjense bien cómo les hablo, LA ESTRUCTURA DIVINA es dual; es la ley de polaridad (entre sus leyes está la ley de polaridad). Significa esto que si existe blanco es porque existe negro; si existe arriba es porque existe abajo; si existe aquí es porque existe allá. Así, si existe la vida existe la muerte. Pero debemos de agudizar el entendimiento y comprender que la Divinidad no puede morir en ninguna forma. Entonces la Divinidad ( su expresión a través de los humanos, no puede desaparecer; significa esto que el hombre, después de muerto, sigue viviendo. Porque no puede existir la nada, o el ‘no existir’. Entonces, ¿ cómo sería posible que la Divinidad, siendo toda una ley perfecta, UN CONJUNTO DE LEYES POR LA CUALES EXISTE TODO CUANTO VEMOS Y TODO LO QUE NO VEMOS, cómo es posible que haga que hombres que viene a este mundo tengan mal destino por una u otra causa y vengan a sufrir, y otros tengan buen destino y vengan a darse sus banquetes y a ver a los demás sufriendo? ¿Tu no tienes? ¡Aguántate! ¡Yo sí tengo porque a mí me tocó! ¿Dónde está la justicia de la ley del Tao? ¿Dónde está? En cambio, si descubrimos que nosotros somos expresión de la Divinidad y vamos cumpliendo la ley de evolución para la expresión de la Vida, si vamos de esta forma, entonces sí podemos decir: “unas veces venimos de una manera, otras venimos de otra, para en cada encarnación adquirir algo de conocimiento Divino. Porque con una sola encarnación, no aprendemos todo lo que Dios tiene para que se le estudie. A DIOS SE LE HA PEDIDO, A DIOS SE LE ADORADO, PERO A DIOS NO SE LE HA ESTUDIADO. Está esperando que le estudiemos, para que entonces sepamos quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Ya sonó el clarín, ya los tiempos han llegado en que el hombre empezará a estudiarse a sí mismo. “Conócete a ti mismo y conocerás a Dios””Dios hizo al hombre a Su imagen y semejanza”. Si lo hizo a Su imagen y semejanza, tenemos bastante qué aprender al estudiarnos a nosotros mismos. Pero al hombre le da por estudiarnos a nosotros mismos. Pero al hombre le da por estudiarse a sí mismo solamente desde el ángulo moral, no desde otros ángulos. Podemos saber en realidad si hemos pecado, si no hemos pecado, si hacemos bien, si hacemos mal, pero eso no nos enseña todo lo que el hombre debe aprender con respecto a la expresión de la Divinidad en todas sus partes. El hombre necesita, pues, conocerse a sí mismo, como decían los griegos: “Conócete a ti mismo y conocerás los dioses”.

Ejemplo: Si yo no me hubiese estudiado a mi mismo yo no sabría que el Sol es frío. Pero como estudié a mi mismo, descubrí que el Sol es frío, que tiene 273º. C bajo cero, y que ya los astrónomos de Chicago, los astrónomos de San Luis, Missouri, de New York... me han dicho: “Desde ahora yo estoy con usted” y yo le contesté: “Bueno, pero si usted acaba de enseñar una cosa diferente”. Dice: “Si, es lo que está en los libros, pero yo estoy con usted”. ¿ Por qué? Porque me ha estudiado a mí mismo, he tratado de descubrir cómo estoy hecho, cuál es mi estructura, y así he descubierto que estoy hecho de átomos, y los átomos son sistemas solares en miniatura. Entonces hago la transposición y digo: el sistema solar es un átomo, y los átomos no son de fuego; engendran fuego pero no son de fuego; así el sistema solar es un átomo del Macrocosmos, que es un hombre inconmensurablemente grande en el cual vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser. Ese átomo no es fuego, pero si engendra fuego. El Sol es de energía, pero la energía atraviesa el espacio, llega a la Tierra y al tropezar, al chocar con la Tierra, ¿ que pasa? Se convierte en calor y luz. He ahí el gran misterio. La Luna por un lado está helada, por otro está caliente. Eso nos abre el entendimiento para descubrir verdades como éstas.

Si el Sol fuese fuego, o como dicen algunos, que son bombas atómicas que estallan constantemente en el Sol, yo diría: Las bombas atómicas botan lo que se llama el hongo, que es de humo, y ¿ como estaría el universo infinito con tantas bombas constantes desde hace millones de años. Una humareda que no podríamos vernos los unos a los otro, pero no existe eso. Si fuese de fuego el Sol, tantos millones y millones de años que tenemos el universo infinito compuesto de soles ardientes, ¿ cómo sería ese calor aquí? No podríamos vivir. Sin embargo, tenemos un gran contraste: salimos de la Tierra y es un frío medido por los astrónomos de 273º C bajo cero. En el Sol hay Helio, y aquí se necesitan bajas temperaturas para poder mantener el helio; en cambio en el Sol es una hoguera según la ciencia.

Todas estas consideraciones, todos estos razonamientos me han dado alguna luz para entender la Omnipresencia Divina, y para entender sus leyes, las leyes que rigen el universo y que lo rigen todo.

Por ejemplo: la ley de reencarnación. La ley de reencarnación es una ley de evolución y nosotros estamos adquiriendo... llegando a la etapa de adquirir el Quinto Reino. Bien saben ustedes que el Cuarto Reino es el humano. Ahora viene el Quinto Reino, el Súper humano, que le dicen “Superman” los americanos. Estamos, en esta cuarta encarnación de la Tierra, entrando en el Satya-Yuga, que empezó a penetrar en la Tierra, o a adquirir la Tierra ese estado mental, cuando vino Jesús el Cristo. Empezamos a entrar en el Satya-Yuga; Tiempo de Luz después de haber pasado el Kali-Yuga: tiempo de oscuridad. En los actuales momentos, pues, no solamente la Tierra está en su cuarta encarnación, sino que también nosotros vamos cambiando de encarnación.

Pero vamos a ver qué es lo que encarna en el hombre. Se habla del espíritu, se habla del alma, se habla del peri espíritu, se habla del cuerpo etéreo; cada uno le pone nombre de acuerdo a su línea de estudio o de observación. Pero la verdad desnuda es esta – y después de que ustedes consulten con la almohada, me van a decir si tengo o no tengo razón -: la materia que nosotros vemos tiene una estructura. Pero eso sí, abran bien el entendimiento para que después no se enreden. Escojan una partícula de materia, la que ustedes quieran; está compuesta de moléculas, las moléculas están compuestas de átomos, los átomos están compuestos de electrones, protones, etc. Observamos que lo que hace que esto exista es la ley del conjunto de conjuntos; en virtud de dicha ley existe todo lo que vemos y palpamos y lo que no vemos ni palpamos.

Aquí tenemos electrones y protones; el electrón, ¿de qué está hecho? La ciencia oficial nos enseña que el electrón está hecho de energía. Si el electrón está hecho de energía y en virtud del electrón y del protón yo estoy tocando esta tiza y la siento – yo puedo pintar aquí -, entonces la energía tiene que ser materia porque nada puede dar de lo que no tiene. Partículas muy finas de materia presentan la energía nuclear. Ahora bien, ya que tenemos la energía en todas partes, todo está hecho de energía; la ciencia dice que todo está hecho de energía, y tiene toda la razón la ciencia , pero decimos ¿ y cómo hacemos para saber de qué está hecha la energía? Es materia, partículas de materia, pero ¿ de que están hechas esas partículas de materia siendo energía? La ley del conjunto de conjuntos no lleva de la mano y nos dice: fíjate en estos no lleva de la mano y nos dice: fíjate en esto, por medio de mi naturaleza como ley, las partículas de energía están hechas de otras partículas más finas de energía y entonces, a esas partículas tan finas, ¿qué nombre se les da? El nombre que le damos, y de ahí en adelante, es el de energía, ya no se le dice materia, pero no deja de ser materia.

Entonces ¿partículas de qué energía se necesita para formar una partícula de energía nuclear? Ya hemos a través de la energía nuclear se forma nuestro cerebro, a través de nuestras células piramidales, observamos un fenómeno muy importante que es el pensamiento.

El pensamiento... entonces existe la mente.

Decía Hermes: “El Universo es mental, todo es mental, todo es mente”. Tenía razón Hermes cuando descubrió que detrás de la energía atómica, dentro de la energía nuclear, está la energía mental, ¡Que interesante es esto! Entonces, en todas partes está la mente. Y nos inquietamos y preguntamos a la ley de qué está hecha. Ya que todo está hecho de mente, todo es mente en transformación, ¿ de que está hecha la mente? La mente está hecha, según no dice la ley, de partículas de otra energía más sutil que la mente.

Observamos a través de lamente en actividad, o se, Inteligencia Activa (como se dice en los Estudios), a través de nuestras células piramidales, descubrimos que hay dos tipos de mente: la mente espiritual y la mente no espiritual. Significa que tipo de mente tiene partículas de espíritu. Me da la gana pensar que la ley no se equivoca, que partículas de espíritu de energía y por eso en todas partes está el Espíritu Universal. Bueno, estando el Espíritu Universal en todas partes, nos es fácil asimilar la enseñanza secreta que nos dan los textos sagrados cuando dicen que antes de existir el universo ya existía el Espíritu Divino. Sí, porque es la fase de donde, de combinación en combinación, aparece todo lo que vemos ahora. Pero, ahí no nos quedamos, seguimos investigando; dice el pasaje: “Raja el leño y ahí me encontrarás, levanta la piedra y ahí me hallarás”. Sí, hay que rajar el leño y levantar la piedra; aquí no nos quedamos. Nos quedamos en que yo pregunto a la ley: ¿Y de qué está hecho el espíritu? ¿ Cuál es la estructura del espíritu? Y la ley me dice: date cuenta que son partículas más finas que forman el Ser; partículas de una energía más sutil que las partículas espirituales se combinan para formar una partícula de espíritu; a esa energía que está detrás del espíritu ¿ qué nombre se le puede dar? Me da la gana de llamarle, creo que no peco con eso, de llamarle Divinidad, Dios, o la Primera Expresión de Dios detrás del Espíritu. Por esto no solamente le doy la razón a quién dice que Dios está en el Cielo, en la Tierra y en todo lugar, sino que, para asimilar mejor y para admitir mejor la enseñanza, a mi alumnado les digo: Dios no está aquí, ni ahí, ni allá. Dios es aquí, ahí, en esa luz y en todas partes. ES. Si lo asimilas, si te deleitas en El, estás cara a cara con EL. Entonces descubrirás que eres inmortal y que lo que dijo Jesús es verdad: “Entre el Padre y Yo no hay diferencia”. Y lo que dice la Biblia es verdad: “Nos hizo a imagen y semejanza del El”. Si somos hechos a imagen y semejanza de El, entonces ¿ qué pasa?: que El es inmortal y yo soy inmortal.

El que no ha tenido principio ni tendrá fin, yo tampoco he tenido principio ni tendré fin. Entonces Dios a través de la forma humana comienza a conocerse a Sí mismo, se va dando cuenta de quién es; porque como es arriba así es abajo; como es Dios así es el hombre; como es el hombre así es Dios. Por esta razón es por lo que cuando he sido preguntado ¿solamente en la Tierra hay nombres? He respondido: en el sistema solar sí, solamente en la Tierra hay hombres, pero en el universo infinito es infinito, el número de Tierras como ésta, en donde aparece el hombre para dar fe y testimonio de la Divinidad, porque sin el hombre no existiría Dios. ¿ De qué vale que existan los mundos, los Soles, de qué vale que exista el infinito si no hay nadie que de fe y testimonio de eso? La piedra no lo da, las plantas tampoco, los animales sólo tiene balbuceos de conocimiento de Vida Divina; el hombre es el que tiene el primer conocimiento, la primera iluminación llamada razón y puede, por medio de este instrumento, darse cuenta de que existe algo en el Universo, que existe el Todo; el porqué de todas las cosas. Así pues, necesitamos abrir los ojos para comprender. Ya tenemos la estructura de la materia y ya nos damos cuenta de una cosa: de que entre espíritu, mente, materia, vida, Dios, no hay diferencia; pues es una misma cosa, En esta forma vemos que nuestro cuerpo físico está hecho, ya lo explicamos, de mente; nuestros otros cuerpos están hechos de mente, nuestra sangre, nuestra carne.... todo está hecho de mente; pero también hay partículas mentales que están más cargadas de partículas de espíritu que otras. Las de los huesos no están cargadas de espíritu, sino de lo que necesitan para formarse. Lo que pasa con el agua”: toda agua no es agua oxigenada; el agua, sin ser agua oxigenada, está por donde quiera, pero cuando le ponemos algo más de oxígeno tenemos el agua oxigenada... Asimismo pasa, porque tal es la ley: “como abajo es arriba””como arriba es abajo”.

En esta forma, las partículas de mente de que está compuesta el alma, el verdadero ser, están cargadas de partículas de Dios. Esas ocupan su sitio en el cerebro; unos dicen que en el cerebelo, otros que en la glándula Pineal, pero bueno, basta decir que están en el cerebro.

Esta alma para mí tiene una pantalla (esto es metafórico), una pantalla donde está viendo lo que está pasando, como el periscopio del submarino, y está adquiriendo experiencia de esa visión. Para eso ha nacido, para adquirir experiencia. Pero cuando llega el momento cíclico que la Gran Ley estipula para el sujeto, entonces las partículas de mente del alma se expanden, obedeciendo a la ley del movimiento la ley de la Vida. No puede haber vida donde no hay movimiento y todo se mueve constantemente. Los mundos nacen así, los soles nacen así, nosotros nacemos así, los soles nacen así, nosotros nacemos así ... se llama evolución e involución. Cuando nuestra alma entra en el ciclo de evolución se expande, sale de nuestro cerebro, ocupa su puesto en el sublunar.

El “Sublunar”es el espacio que hay entre la Luna y la Tierra. El presente gráfico nos muestra muy bien cual es la “Esfera de la Luna”. Gravado de A. Cellarius, 1668.

Así se expanden las partículas pero quedan sintonizadas todas ellas. Es así como se expande el Ser, el alma y, no creo que se ha muerto, no, se ha desbaratado; se expande y seguimos pensando, porque nosotros somos nuestros pensamientos; somos seres que estamos en el mundo mental aquí metidos en el mundo físico, pero nuestra vida es mental. Así, cuando nos morimos, se dice que entramos en el sueño postmortem y hay quien ha dicho que no hay cosa más parecida a la muerte que el sueño.

Cuando nos dormimos empezamos a soñar cosas; mientras estamos soñando estamos viviendo nuestro sueño, pero cuando despertamos: “...soñé, pero es mentira.... No, no es mentira, fue verdad que vivimos eso. Así mismo ocurre con la vida; cuando estamos en este mundo estamos viviendo esta verdad. Cuando despertamos al otro mundo”: “Caramba! Que sueño tan raro, parece que me estaban dando una paliza”.

Esto es lo que hace que el sujeto nunca deje de existir... ¡el ente mental! Tampoco el cuerpo físico deja de existir, porque se desintegra; es otra vida; en cambio el alma no se desintegra, sino que va adquiriendo cada vez más experiencia y a esta experiencia se le llama sabiduría, que es cosa diferente a conocimiento.

El conocimiento nos viene a través de lecturas de libros, a través de estudiar la materia, a través de oír conferencias. Pero la sabiduría, esa viene dentro. Esa es el producto de una experiencia. Así cuando está el alma en el ciclo humano, nosotros, los vivos, quedamos dentro de los muertos.

Cuando llega el momento cíclico para volver a la Tierra, de acuerdo a lo que tenemos que aprender, de acuerdo a lo que hemos desaprendido, o no hemos querido aprender, cuando llegue ese momento cíclico, entonces viene la involución; se juntan las partículas y el ser, el verdadero ser inmortal, ocupa su puesto en un espermatozoide, y en ese espermatozoide, ¡ muy interesante, por cierto!, en ese espermatozoide, pasa el óvulo femenino, y ¿ qué pasa? Que empieza a chupara materia de este mundo físico y empieza a volver a estar aquí en la carne. Al estar encarnados se no olvida lo que fuimos en la encarnación pasada; sin embargo, Jesús habló de una cosa muy interesante, dijo: “Elías estuvo entre nosotros y no le conocisteis”. Cuando venimos a este mundo ya empezamos a sentir, a comprender grandes verdades lentamente vamos aprendiendo hasta que llega un momento en que en nosotros se hace la experiencia máxima en este mundo, o sea, la experiencia del Quinto Reino Universal: la experiencia Crística.

Cuando termina el fantasma de la muerte, se abren las puertas de la Sabiduría. De la Sabiduría, no del conocimiento, y es entonces cuando se comprende en realidad lo que es la vida, lo que es la Omnipresencia, la Omnipotencia y la Omnisciencia de los Seres. Parece que estoy hablando de cosas religiosas, sin embargo no estoy hablando de cosas religiosas, estoy hablando de cosas que todo hombre debe estudiar: su origen, de dónde viene, qué fue lo que lo formó, hacia dónde se mueve... Cuando el hombre alcanza la luz, el “nuevo nacimiento”, entonces no vuelve a nacer más en esta Tierra, porque no está manejado por la Luna. El principio de la evolución del hombre sobre la Tierra esta manejado por la Luna, pero a medida que el hombre va dominando las estrellas – que existen por el hombre y para el hombre – empieza a ser dueño de sí mismo espiritualmente. Es entonces cuando el hombre dice: “Mi reino no es de este mundo”. “Yo soy de arriba” – dijo Jesús, y lo dijo a los fariseos – “... vosotros sois de abajo, a donde yo voy, vosotros no podéis ir”En cambio les dijo a sus discípulos, que seguía el Sendero de El: “Voy a preparar para vosotros un lugar”. Es así como cuando ya adquirimos aquí la realización, entonces ya estamos vibrando con el Sol. Al vibrar con el Sol ya tenemos la Iluminación. Si el Sol ilumina el entendimiento de los hombres, Por esta razón la Tierra tuvo su origen en el Sol, fue lanzada por la tangente, y nosotros vivíamos en el Sol, pero no sabíamos que existíamos, no sabíamos que estábamos allí, porque vivíamos en el plano espiritual. Cuando salimos del Sol y nos pusimos en órbita a su alrededor (que salimos dirigiéndonos a la constelación de la Virgen y por eso desde que apareció el hombre vino el sentido de la madre, y madre es la que me dio el ser, y después viene un sistema religioso donde se habla de la “la Madre nuestra”. La Madre Naturaleza).

Cuando nos ponemos en órbita alrededor del Sol, se cumple una enseñanza secreta que dice: “y Adán fue echado del Paraíso y se le dijo: ganaréis el pan con el sudor de vuestra frente”. Ya hemos ganado bastante pan con el sudor de nuestra frente.

Si pensamos lo que era la Tierra en sus comienzos, si pensamos lo que era el hombre de las cavernas: hemos ganado bastante pan; ya tenemos un “Jet”, ese es un pan, ya tenemos una televisión, ya tenemos... en fin tantas cosas que tenemos ha sido con el sudor de nuestra frente, nadie nos ha regalado eso, lo hemos ganado trabajando. Pero todavía falta, falta el Pan de Vida, el Pan del Espíritu, falta reconocer que en realidad no somos puro materia, no, sino que entre Dios y nosotros no hay diferencia.

Esto se adquiere dominando los instintos del antropoide, dominando los instintos de la llamada “bestia”, que nos dice: “Tomaré una copa de alcohol, que es muy sabrosa”. Entonces, si nos entregamos a la bestia, nos tomamos el alcohol; debemos de tener la autoridad sobre nosotros mismos para decir: “No tomo porque no me da la gana: a mí no me vas a dominar; yo soy el que tengo que dominarte a ti; si la madre Naturaleza te maneja por los instintos, a mí no me va a manejar por los instintos; yo tengo la autoridad de razonar y decirle a la madre Naturaleza, a través de tٌí, que no voy a tomarme la copa de alcohol porque me hace daño”. Entonces viene la recompensa de lo Alto – sabes dominarte a ti mismo – te viene la Iluminación, te viene el conocimiento. Es entonces cuando el hombre, en realidad, ocupa su puesto en el Sol. Recordemos aquellas enseñanzas que le dijo Jesús a Pedro, o mejor dicho Pedro a Jesús”: “Maestro, ya que lo hemos dejado todo, ¿ qué nos das? “Contesta Jesús: “Ciento por ciento de lo que habéis dejado. Se sentarán en el trono del Hijo del Hombre; juzgarán las doce tribus de Israel, más recibirán la Vida Eterna”. ¡Oiga, más claro, agua! Cuando tomamos el Sendero – la palabra Jhesu significa Sendero – seguimos al Cristo; por eso dijo: “Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida, no se va al Padre sino por mí”. Si no tomamos el Sendero no llegamos al Padre. Entonces, se sentarán en el trono del Hijo del Hombre, juzgarán las doce tribus de Israel y recibirán la Vida Eterna: cuando tomamos el Sendero nos damos cuenta de que estamos manejados por las estrellas y es entonces cuando empezamos a estudiar la influencia estelar para no dejarnos dominar por ella. Ya después que las estudiamos nos damos cuenta de que toda la humanidad está dividida en doce partes: los que nacen bajo Leo, lo que nacen bajo Virgo... son doce partes, son las doce tribus de Israel. “ juzgaréis las doce tribus de Israel”. Y cuando estudiamos Astrología, que ahora se le llama Cosmobiología, porque la han desacreditado tanto Astrología que ya le cambiamos el nombre y decimos Cosmobiología, que es más científico; cuando la estudiamos nos damos cuenta de esto: “Ah! Tu eres de Aries... ya te conozco. Ah! Tu eres de Cáncer... que barbaridad... eres problemático: eres de Virgo: muy analítico y religioso... ya empezamos: la religiosidad; eres de Capricornio: estás manejado por Saturno; eres de Géminis: muy listo, muy listo para aprender, aunque superficial, pero tienes conocimiento. Y así todas las doce tribus de Israel tiene su estudio. Entonces llegamos a juzgar a las doce tribus,”... juzgaréis las doce tribus de Israel, se sentarán en el trono del Hijo del Hombre...”. Cuando ya entramos en esos estudios, es que realizamos que no tenemos principio ni tendremos fin. Pero se entiende intelectualmente y no basta. Una cosa es el conocimiento intelectual y otra el conocimiento real, a través de la intuición. Aquí tenemos, pues, lo que es la encarnación, como se reencarna, cómo se desencarna y cómo se alcanza la evolución para llegar al Sol. Cuando aquí se adquiere la iluminación, ya no se vuelve aquí, porque no estamos manejados por la Luna, sino que pasamos al Sol, y se utilizan estas encarnaciones, como dice el Doctor Serge Raynaud de la Ferriere, mi Muy Sublime Maestre: Son encarnaciones especiales, son encarnaciones que viene del Sol para ayudar a la humanidad a despertar de su ignorancia.” ... y resucitarán de entre los muertos”. Todos resucitamos de entre los muertos, porque quién está apegado únicamente a las cosas de aquí está muerto, está dormido. Pero cuando empezamos a abrir los ojos... ya resucitó de entre los muertos. Son Grandes Verdades.

Ahora viene una cosa muy fuerte; no sé hasta dónde será bueno decirlo.

Hemos hablado del hombre, hemos hablado del Sol, de la Tierra... Ahora vamos a hablar de la estructura Divina. Esto son palabras mayores.

Los grandes filósofos han dicho que “como es abajo es arriba, como es arriba es abajo”, como es lo chico es lo grande, como es lo grande es lo chico. Entonces, como es el sistema solar, es el sistema atómico; en esta forma descubrimos que, si Dios Hizo al hombre a su imagen y semejanza, entonces, esa estructura del hombre es la estructura Divina. En esta forma nosotros vivimos, tenemos nuestro ser en un hombre inconmensurablemente grande. En este hombre, inconmensurablemente grande, no sabemos si estamos en el dedo... no sabemos dónde estamos; lo que sí sabemos es que estamos a 12.000 años-luz del centro de la molécula; eso sí lo sabemos. Pero este hombre inconmensurablemente grande: vamos a ponerlo así: figura – combinación o conjunto de hombres pequeños, forman un hombre inconmensurablemente grande. Voy a explicar cómo un hombre está dentro de otro: cada triángulo de estos es un hombre; vamos a suponer que ya captamos la idea de que estamos dentro de un hombre inconmensurablemente grande, magnífico! ¿ Y ahí termina Dios? Es infinito. Entonces significa que este Macrocosmos (1), ese Macrocosmos (2), este Macrocosmos (3) y este Macrocosmos (4), forman un Macrocosmos superior, pero igual al más chico. Así, lo que está fuera de la forma del Macrocosmos (triángulo) pertenece a otro más grande y así la Divinidad tiene contorno y a la vez no lo tiene, y así vemos: el hombre piensa en Dios y dice: Tú y yo somos lo mismo. Y el Hombre en dónde está metido, también dice: Yo vivo dentro de Ti y pienso en Ti; y no se da cuenta de que los que están dentro de él también están pensando en él. Y así infinitamente hacia fuera e infinitamente hacia dentro.

Si han captado esto podemos estudiar esoterismo. Entonces hay bastante qué aprender. Verán ustedes que todo está perfecto. Pero voy a dar un dato más, que tal vez ustedes no vayan a captar bien, pero bueno, para aquéllos que nos les cueste mucho trabajo captar esto: este hombre chiquito (a) vive en este planeta (t), y este otro Hombre (A), QUE ES EL Macrocosmos donde viven los hombrecitos (a), también vive en un planeta (T). Si éste es un hombre, también tiene este Hombre su esposa.

Esto es fuerte, y yo les digo: abran el entendimiento. Si este (a) vive en un planeta chico, éste (A), con su esposa, vive en un planeta más grande (T). “Como es arriba es abajo”. Entonces, ¿ entendemos el mecanismo tremendo de la Divinidad? Tan natural! Tan sencillo! Porque este macrocosmos (a) está en esta Tierra (t), este Macrocosmos(A), que tiene otros mundos dentro, está en esta Tierra (T), y si reducimos la Tierra (T) y la ponemos a girar alrededor de un Sol ya tenemos un sistema solar de un cuerpo inconmensurablemente más grande. Y es así como todo está engranado a través de la ley del conjunto de conjuntos. Ahora, éste (a) piensa en Dios, y éste (A) piensa en Dios, todos piensan en Dios porque es su naturaleza. “Muchas cosas tengo que deciros mas no es el tiempo”, dijo Jesús. Pero ya es el tiempo, ya pueden asimilar la ley. ¡Qué hermoso es! ¡Que tremendo es!

Bueno, si hay algo que añadir o hay algo que preguntar, tienen la palabra ustedes.

P. Quería preguntarle ¿cómo sincronizan el tiempo en su lugar con el nuestro los diversos mundos? ¿Hay un sincronismo del tiempo?

R. ¿Un sincronismo?

P. Sincronismo del tiempo, ¿ cómo se sincroniza el tiempo?

R. Ah! Sí, si. Se sincroniza. Existe el tiempo físico y el tiempo psíquico.

El alma vive en el tiempo psíquico después de la muerte; mientras está encarnada, está en el tiempo físico, pero al morir vive el tiempo psíquico.

El tiempo psíquico es mucho más corto que el tiempo físico. Cuando nos estamos quemando, el dolor hace que la psique nuestra esté viviendo un momento tremendo; entonces el tiempo es tan rápido que creemos... es un segundo, y creemos que es un minuto; no, pero si todavía es nada, todavía no ha llegado...uno cree que son horas lo que está sufriendo y son minutos: ese es el tiempo psíquico. El tiempo físico es otra cosa: un minuto aquí es un minuto en el universo, que en comparación del Macrocosmos son diezmillonésimas de segundo; pero para nosotros no podemos decir que lo sean.

Es así como se resuelven problemas postmorten en el pensamiento de los hombres. Vamos a hacer una práctica: pongan un disco y procuren dormir. Se ponen a oír el disco y a dormir a la vez. Cuando ustedes empiezan a soñar en algo – ah! Estaba soñando que me iba de viaje – abren los ojos y creían que se había pasado el disco y no ha pasado sino un compás de la música. – Pero he vivido... – sí, has vivido mucho pero no ha pasado en el plano físico sino un poco de música. Pero ¿ por qué existe el tiempo físico y el tiempo psíquico? Sencillamente porque Dios es dual. Esa es su naturaleza. El es dual. Y aquí tenemos una enseñanza un poco fuerte, pero una gran verdad científico- filosófica.

Aquí tenemos una línea; la naturaleza de este línea es dual; se parte para acá, se parte para allá...

pero sigue siendo su naturaleza aquí; su naturaleza es dual. Y donde quiera tiene su naturaleza dual. Y es así que, de una esencia, que es esta (la línea), surge todo lo que vemos y palpamos y es a la que se le llama el árbol que tiene las raíces hacia arriba y las ramas hacia abajo. En esta forma tenemos que, dentro del campo de lo bueno y lo malo, como Dios lo es todo en su manifestación - , El se manifiesta a través de la polaridad: de un lado malo, de otro lado bueno. Esto es desde el ángulo científico – filosófico. De este lado (a) puedo llamar Dios. Son dos polaridades. Por esto, éste (a) no se puede quitar de encima de éste (b).

¿Para qué se necesitan estas dos polaridades? Se necesitan para poder avanzar el sujeto y conocerse a sí mismo. Por esto nos viene el mal de un lado y el bien del otro.

Si sabemos manejar el mal y sabemos manejar el bien, entonces vamos caminando por el camino de en medio, pues es el Camino Crístico. Dos enemigos tiene la verdad: de un lado la demasiado credulidad y de otro el escepticismo. El Camino de En medio es un filo de cuchilla; quien camino por el camino de En medio llega a Dios, conoce a Dios; pero si te vas de un lado te apartas, si te vas del otro lado te apartas también.

Ahora entendemos el simbolismo de las tres cruces: el buen ladrón, el mal ladrón y Cristo en medio con la tablita arriba que dice INRI, que quiere decir Igne Natura Renovatur Integra (Renovación de la materia por el fuego renovador del espíritu). De un lado está la ley representada por un ladrón y de otro lado el otro ladrón; entonces tenemos que ir por en medio, por el camino del equilibrio, por el Gran Sendero, el Jhesú.

Cuando estamos muriéndonos de celos: “Ah! Dijeron que la habían visto con un hombre; me estoy quemando; yo la quiero mucho pero la odio...”Pero ¿ qué es eso? O la quieres o la odias. Pero bueno, vamos a dejarlos que piensen como ellos crean conveniente. Luego sucede que su pobre mujer fue a ayudar a un enfermo y se encontró con el hermano de este señor, del que está muriéndose de celos; su mujer se va con su hermano a curar un enfermo porque le mandó el médico. Cuando viene dice el hermano: “Mira chico, perdóname, que yo me llevé a fulana porque tenía necesidad de que ayudara a un moribundo, a quién yo quería curarle”.

Uj! Se baño de agua helada. Y la mujer: “Perdóname, OH!, perdóname, que tenía que estar en casa”.

“No te preocupes – dice el marido – no ha pasado nada”. Y ya se siente en el cielo. Primero estaba en el infierno y después en el cielo.

Y ahora me acuerdo de una cosa muy interesante. Dice la Escritura: “... descendió a los infiernos, subió a los cielos y se sentó a la diestra del Padre”. Casi nadie se da cuenta de esto, casi nadie. Pero bueno, es que Cristo está dentro de nosotros. En la forma de Jesús el Nazareno descendió a este mundo (que no era el mundo de El) que es verdaderamente un Purgatorio y luego subió a los Cielos y sentó a la diestra del Padre.

Así, cada uno de los Cristos que está en cada uno de nosotros, llega un momento en que vamos al Cielo después de haber pasado por este Infierno.

Pero nadie quiere salirse de este Infierno, porque si se quisiese salir entonces no cumpliría, porque se hacen cosas tremendas y después viene el momento en que se tiene que pagar. “Ah! Yo no quiero pagar eso... “Pero, para que pagues, te ponemos el amor a este Infierno. “Ah! Yo no me quiero ir, yo le tengo miedo al más allá”. El tiene miedo al más allá para que pague aquí lo que debe. Y es así, como dijo San Pablo: “No os engañéis, a Dios no se puede engañar sólo recogeréis lo que sembrasteis”. Punto. Y el que siembra mango, recoge mango. Después de que se planta mango se quiere recoger manzana y es no, no puede hacerse. Tú tiene que comer tu mango, eso sembraste y así te lo vas a comer. Por eso hay que abrir los ojos y saber sembrar para recoger lo que nos guste. Me acuerdo de mi Muy Sublime Maestre, el Doctor Serge Raynaud de la Ferriere, eminente científico francés y alto Iniciado para los Nuevos Tiempos, fundador, de la G.F.U. ; me encontraba yo en el Ashram de El Limón, un lugar dónde El vivía con sus discípulos, y era un lunes a las once de la mañana, con un sol espléndido, y me puse yo a sembrar una mata de mango. El me dice: “¿Qué estás haciendo, Estrada? Dije yo: “Estoy sembrando una mata de mango, Maestro: a ver yo, si en mi próxima encarnación, como mangos de esta mata. ¿ Qué le parece?” Yo le dije creyendo que estaba haciendo una gracia; y Aquél hombre amargó la cara, me miró con unos ojos que me fulminó y me dijo “Hombre, que usted esté sembrando mangos para comer en su próxima encarnación. Por favor Estrada, ¿ usted piensa comer mangos de esa mata? Yo he venido para que vosotros se salven, Estrada, entiéndalo”. Bueno yo me quedé... eso fue para yo pensar, para pensar y repensar... Aquel hombre me decía: “Estrada, hoy no nos crucifican en un madero, hoy nos crucifican moralmente”. Recuerdo que en México, por un discípulo, por uno de la G.F.U. que se casó con un artista de cine, muy guapa, formaron un enredo, se pelearon, se separaron ... total, que como aquel era discípulo mío. Y no quiso la artista de cine ni él darle a un periodista la exclusiva, si no que se la dio a otro, entonces dijo: no, ahora lo vamos a hundir. Y eso sí, mundialmente me pusieron en un paquete. Me acordé de mi Maestro cuando me dijo: “...ahora nos crucifican moralmente”. Cada palabra de aquel hombre, para mí cuantas cosas significa. Bueno, si alguien tiene algo que preguntar...

P. Cuando uno sabe que su misión en la Tierra ha terminado, ¿ debe preparar conscientemente su muerte o abandonarla al destino.

R. A mí me parece que toda persona, si se da cuenta de que ha terminado su misión aquí, bueno ... espere!, que el que le puso la misión se la va a quitar. “Toma tu cruz y sígueme...” dijo Cristo. Entonces, ya tomó su cruz, espere que se la quiten. No se la vaya a quitar porque si se la quita, la va a encontrar más pesada.

P. Yo me refería a que, después de terminar uno su misión, si sabe que la ha terminado, si conscientemente debe entrar en el plano de la muerte. E s como hacen lo lamas en el Tibet.

R. Bueno, eso es un estado mental al que entra el lama, por medio de una meditación profunda, en un momento en que ya puede decir: “me voy a morir, me voy a morir, me voy a morir...” y se muere, claro. Se puede hacer, pero concientemente no debe precipitarse la muerte, si no esperar a que la ley se la entregue. Porque el que se quita la vida porque le tiene miedo, entonces vuelve. Mejor es que se aguante. Hay un dicho que es muy importante:

Estaba un hombre que se iba a ahorcar, y ya le iba a dar una patada a la silla para quedarse colgado cuando llega un hombre con una pistola. Dice aquél: “no me mates, no me mates”.

P. ¿ ...?

R. Ah!, dice él si se puede afirmar que él es yo y yo soy él. Bueno, lo admito, porque no hay nada que nos separe, si no la apariencia. Entonces tu naciste donde nací yo, estás hecho de las mismas leyes, la misma causa te ha hecho a ti, perteneces al mismo autor, el Todo no puede vivir sin las partes; tu eres parte y yo soy parte, entonces tu y yo somos lo mismo. Pareces que estamos separados, por medio de la ley de separatividad, pero por medio de la ley de unidad estamos unidos. ¿Entendiste? Muy bien.

 


HERMANOS TODOS:

¡RECORDEMOS QUE LA UNION HACE LA FUERZA! LA GFU NO DEJARÁ DE SER UN GRUPITO HASTA TOMAR CONCIENCIA QUE, SIEMPRE ES MEJOR TRABAJAR UNIDOS AUNQUE PENSEMOS DISTINTO Y TENGAMOS DIFERENTES MAESTROS, A FIN DE CUENTAS LA CABEZA A SEGUIR ES UNA SOLA…EL CRISTO.
PAX…PASH…PIECE…PEACE…

Make your own free website on Tripod.com