Make your own free website on Tripod.com

"EL HERMANO MAYOR"
EL MAESTRO, EL AMIGO, EL SENDERO…!No. 129



PROLOGO

Recientemente me preguntó un hermano que ¿porqué un Cristo tiene que ser crucificado entre 2 ladrones...?

Recordé que uno representa el fanatismo y el otro el escepticismo y si el Cristo fue crucificado por amor al mundo, resucitó, pero el fanatismo y el escepticismo, crucifican, paralizan y sepultan a quienes lo padecen. OJO MUCHO OJO..!

La emulación es muy buena cuando nos impulsa a la superación, nos impide ser perezosos y nos ayuda a vencer nuestros temores y demás obstáculos que se nos presentan, agudizan nuestras facultades y nos impulsa a triunfar, etc. Pero cuando este sentimiento se exagera, se convierte en envidia, en odio, en rencor y todo esto ensucia nuestra alma y obstruye nuestra visión y por ende estanca nuestra evolución.

Mi invitación es para mejorar y cumplir con nuestras disciplinas, ejercitarnos en la acción, sí queremos orientar a los demás debemos hacerlo mas que con las palabras, con los hechos “ Emitir bellas teorías es bueno, practicarlas es mejor”. Volvamos los ojos a nuestra realidad ¿Quiénes somos,? ¿Qué tenemos...? ¿Cuáles son nuestros proyectos... ? ¿Hemos hecho solo intentos o experimentos de buena fe…?, Y así conscientes de nuestra realidad pongamos los cimientos de nuestras acciones con realismo, con inteligencia, con un gran sentido común y con un gran profundo Amor.

Hermanos, solo quiero sembrar en sus mentes y en sus corazones una semillita, para que visualicemos nuestra realidad, que no vivamos en el mundo de los sueños y de las fantasías solamente, sino también en el análisis en la concretizació n y en la acción. Un arquitecto que solo sueña en edificios hermosos en construcciones bellas y fantásticas no pasa de ser un soñador; los sueños y las formas de la imaginación deben plasmarse en proyectos, avalados por las leyes de la resistencia de los materiales y demás fórmulas necesarias para que la construcción no sea insegura y se derrumbe, sino que soporte los vientos y las tempestades.

Bueno, esta es mi manera de pensar, se que no es perfecta pues todas las verdades son semi-verdades, pero hay que ensayar, “ El que no es fiel en lo poco, no es fiel en lo mucho”.

Mucho éxito en todo y mucho amor, pero sobre todo PRUDENCIA, MUCHA PRUDENCIA Y UN GRAN SENTIDO COMUN.

Que la luz de la sabiduría, sea en sus mentes y el amor universal more en sus corazones.

“Luz, mas luz” con el amor de mi corazón a todos,

PAX...

“La renovación universal que obtendrá el hombre por medio de la inspiración que recibe de las Potencias Ocultas, ha de alcanzarse únicamente por la acción de la Prudencia, que mantiene el equilibrio universal por un impulso de la fortuna bien dirigida, por una Voluntad Potente y por la constancia en las mil pruebas a las que ha de verse sometido el Ser Humano, en presencia de las múltiples tentaciones del Bien y del Mal.”

Guru Pedro Enciso

Unidos en el ideal de nuestros MAESTRES, van mis deseos sinceros de luz, PAX.!

GELONG Carlos Santos Puig

Caracas, Venezuela, 18 de Abril del 2.007


ULTIMOS DIAS Y MOMENTOS DE NUESTRO SUBLIME MAESTRE DR. JOSE MANUEL ESTRADA

Este escrito, es una carta que yo dirigí al hermano Julio Moreno Matarán; un gran amigo que tengo en Las Islas Canarias. Antes de mandarla se la leí a mi esposa Lucy y emocionada, me dice: “No Alfredo, esto no es nada más para Julio, esto es pata toda la Hermandad”. Estuvo guardada durante casi cinco años, para mi es un tesoro que quiero compartir con todos.
Los últimos momentos que viví con el Hermano Mayor; porque su vida y sus anécdotas son para todos y cada uno de nosotros; que lástima que no sea yo un Filólogo, pero en fin, así fue como yo vi las cosas y esto es para todos Ustedes Hermanos:

9 de Julio de 1982.- El Maestro llegó muy feliz de España y sucedió algo inesperado, pues una multitud de simpatizantes, Yamines, Medios Gegnianes, Geg nianes, Getulses y Gag-pas ( más o menos unas 200 personas ), a la vez que con pancartas, flores, manos saludando, porras, vivas y caras sonrientes, se encontraban en el Aeropuerto, cosa que al Maestro le causó emoción, puesto que era una sorpresa que no esperaba y con disimulo nos dijo con su mano y su expresión tan hermosa de León; “cállense escandalosos, no me pongan en ridículo”. Por fin llegué con el carro, en cuanto me ve dice: ¿Y donde está mi chofer? Ya estaban de inquietos preguntándole todos hablándole a la vez y El tratando de contestar todas las inquietudes, y en cuanto lo dejaron subir al carro escuché su voz decirme.; “ le da gusto verme; que hay m’ hijo”.
“Bienvenido Maestro “, le respondí Fuera del carro, todos seguían hablando; se acerca entonces el Reverendo Gag-pa Antonio Iglesias y le dice que para el día siguiente le tenía una recepción. Entre gritos, preguntas y el carro completamente rodeado, lo eché a andar tocando las cornetas, lo que el Reverendo y el Maestro me decían : “no seas escandaloso”Ya en camino a la Casa Sede Mundial , me pregunta por José (su hijo) y luego me platica que estando en Israel le dio un dolor fuertísirno en la Laringe, que sentía que se moría y dijo: “Dios Mío, si estoy sufriendo igual que tú sufriste en la Cruz, no me importa el sufrimiento, nada mas déjame ver por última vez a mi hijo”; además, dijo haber visto el rostro de José sonriente y que en la misma visión, veía a las hermanas con las que estaba hospedado, gritando horrorizadas por la guerra.

Al fin llegamos a la Casa Sede, yo toco el claxon, abren el garaje y sale la hermana Vicky Fernández a recibirlo. Esta hermana como tú recordarás, ha hecho un enorme esfuerzo para lograr el edificio de la Casa Sede Mundial. Posteriormente, subimos al segundo piso lugar de las habitaciones de la Rectoría, decoradas con unos muebles muy bonitos; El Maestro empezó entonces a jugar y a decir: ..“ despiértenme que estoy dormido, esto no es posible es demasiado para mi, denme un pellizco, pero no es real; estaba fascinado luego cenamos un rico caldito y antes de que me retirara, me dijo que teníamos que ir al día siguiente a la Secretaría de Relaciones Exteriores, porque aunque tenía mucho tiempo en México, todavía necesitaba cubrir un requisito. Al día siguiente hicimos la diligencia; pasamos al Aeropuerto por su pasaporte que se lo habían detenido y nos fuimos rumbo a la casa, En el transcurso me dice: M’hijo quiero que vayamos a algún almacén o tienda de ropa, quiero comprarte un traje.. (Porque yo siempre procuraba ya andar de corbata). Fuimos a una boutique que se llama Paris-Londres, y me regaló el traje más hermoso y fino que jamás había usado en mi vida; me lo combinó con un cinturón que El mismo escogió, y me dice “quiero que te lo pongas para la fiesta de ahora en la noche; quiero que todos vean como me gusta que vistan mis discípulos “. En total con camisa, traje y cinturón, se gastó más de $ 10,000.00. Ya en la noche, en la fiesta, Yo era un pobre diablo sin un quinto en la bolsa, pero el mejor vestido. Al otro día teníamos que salir a Coatepec, pues querían llegar a tiempo para los preparativos de la fiesta de cumpleaños de José. En la fiesta de recepción que le hicieron, aprovecharon para decirle que habían conseguido la Sala Manuel M. Ponce de Bellas Artes, para que El diera una conferencia el jueves 15 de Julio, pero que si El no la daba, la suspendían; El Maestro no quiso perder ésa oportunidad y pese a las recomendaciones del Reverendo Carlota, aceptó. Al otro día…

Sábado 10 de Julio, salimos a Coatepec. Llegamos al Ashrarn y como siempre, todos queriendo hablarle, verlo, besarle la mano y El, dichoso de estar en su casa, con los suyos. Por fin, llega el momento de la fiesta. Lucy y Yo subimos un poquitín tarde; regaños y jalones de orejas de parte del Maestro y el Reverendo; Yo empiezo a bailar: y a hacer mi mejor papel, el papel que siempre hice para mi Maestro, el de bufón, Y es que yo gozaba viéndolo reír, pues sabia que con eso en alguna forma, El descargaba muchas de la presiones y tensiones a que lo sometíamos toda la Hermandad. Terminó dicha fiesta poco después de. las dos de la madrugada.

Llegó el Domingo 11, y tanto Lucy como Yo, no pudimos estar en la Ceremonia Cósmica, por estar preparando algún platillo para la Hermandad, porque vinieron más de sesenta; y ya por la tarde, fuimos a ver una obra infantil a Xalapa.

El Martes 13 de Julio, estábamos platicando en el Ashram y El Maestro me dice: “Lee el Apocalipsis Cap. 5 –vers. 5”; pero como teníamos que atender lo del Campamento Nacional de Karis que se inauguraba el día 15, ya no lo pude leer.

Jueves 15 de Julio.- Después de la inauguración de los trabajos de los Karis, salimos rumbo al Aeropuerto de la Ciudad de Veracruz, porque ése mismo día tenía su conferencia en el Bellas Artes a las 7.00 hs. P.M. Ya en camino, se acerca y me vuelve a decir: “Lee el Apocalipsis capitulo 5, vers. 5” pero con tantos niños, cosas del Ashram, y que José y yo teníamos que estar el Sábado 17 en México (porque ése día le iban a celebrar su cumpleaños puesto que el día 28 lo pasaría en Venezuela ), no pude leerlo. Llegarnos desde el Viernes 16 en la noche a la Casa Sede Mundial; le pregunté al Reverendo Carlota acerca de la Conferencia, respondiéndome: que fue un éxito, un lleno total y que hasta hubo gente parada”.-. Que El Maestro no podía empezar su Conferencia por que había que subir escaleras, y las Coronarias le fallaban cada día más, causándole un dolor muy fuerte. Tuvieron que anunciarlo tres veces. Dicen que a la tercera vez se levantó, dando una de las mejores Conferencias de su vida.

El Sábado 17 de Julio; el día de la fiesta en México para José, El Maestro me pidió que me pusiera mi traje nuevo y bajamos a ésta. Al Reverendo Carlota se le ocurrió invitar a muchos hermanos que se habían retirado de la Orden, pero que en algún tiempo fueron claves para sacarla adelante. La fiesta fue amenizada por un trío, un trovador y un mago muy bueno que nos hizo gozar. Había una mesa larga con todos los invitados de honor, y desde luego, en la parte central, El Maestro y su familia. Yo andaba cotorreando con los hermanos, tratando de conseguir una mesa donde sentarme, cuando en eso me llama el Reverendo Carlota, para que fuera a hacerles compañía a unos hermanos, también invitados: matrimonio ya mayor, que estaba en una mesa adjunta. Me puse a platicar con ellos, cuando en eso llega El Maestro de Ceremonias y pidió que nos cambiáramos a la mesa de honor. Fue así que sin querer, me tocó ocupar un puesto en la mesa de honor de mi Maestro. Después vino una danza y música con un conjunto que tocó un danzón. El Maestro se puso a bailar con su pareja, haciéndoles todos una rueda entre aplausos y gritos; luego, concierto disimulo, como si nada hubiera pasado, El Maestro se retira a sentarse porque no aguantaba el dolor de las Coronarias. Ya después que nadie lo veía, se tomó una pastillita disimuladamente.... Nunca le gustaba preocupar a nadie; siempre le gustaba pasar solo sus dolores y sufrimientos, dándonos únicamente sus alegrías a todos nosotros. Como a las 2 de la mañana, El Maestro y el Reverendo Carlota se retiran a dormir, y como a las 3 la fiesta termina.

Domingo 18 de Julio.- La Ceremonia Cósmica era a las 11:00 Hs. en la casa Sede Mundial. Ya finalizando ésta, en la charla le preguntaron al Maestro “que, ¿porqué en el Ashram se hacia Yoga con los ojos abiertos?”, a lo que El contesta que “veamos las fotografías del Maestre practicando Yoga;
“siempre con los ojos abiertos”. Le preguntaron de la meditación y también responde que con los ojos abiertos, pues dice que los Lunares cierran los ojos para ver a Dios, y los Solares los abren para verlo. Entre otras cosas le preguntaron que si cuando muera va a dejar a alguien en su lugar, y en ese caso quién seria su sucesor. Respondió que deja un Cuerpo Colegiado formado por los Gagpas y los Maestros, y que será éste, el encargado de tomar decisiones de acuerdo a las enseñanzas del Hermano Mayor, ya que la Iniciación es Militarizada y el Capitán tiene que obedecer al General. Afortunadamente, su última Conferencia y su Ceremonia quedaron grabadas. Ese día, después de comer, fuimos a un buffet al que el Maestro ya se había comprometido a ir y luego fuimos a ver una obra de teatro de Garcia de la Barca titulada: Un palo bien dado. Al siguiente día,

El Lunes 19 de julio de 1982. Fuimos a arreglar su pasaporte y visa, llegando a la casa cómo a las 4:00 Hs. de la tarde; El Maestro se puso a descansar de todo ése jaleo sentado en su despacho, cuando en eso llega el Reverendo y le dice: “Acuérdate José que tienes varias reuniones”, con Hogares Adheridos, con el Consejo, con los Reverendos y con el Comité Pro-Edificio Sede”. En ese instante, El Maestro tomó una respiración profunda, y con voz fuerte dijo: “levántate José Manuel y echa a caminar” (haciendo ruido con sus pies rumbo al comedor). A partir de ese momento, hasta las 12:00 Hs. de la noche, estuvo resolviendo líos y problemas.

El Martes 20 de Julio de 1982, continuamos arreglando lo de las visas y fuimos a la Embajada Venezolana. Después acudimos al Restaurante Vegetariano “El Sol” a cumplir con un compromiso que El tenía. El Maestro se quedó ahí y yo fui a llevar a José a recoger su carro que se encontraba con el hermano León Martínez y regresé por El una hora más tarde. Regresamos a la Casa Sede aproximadamente como a las 6:00 Hs. de la tarde. Luego le pedí permiso para ir a la casa de mi madre, pues en los días que teníamos de estar en México, no habla podido ir a visitarla y además estaba una hermana carnal que había venido de Chicago. Me despedí y le dejé el número telefónico por lo que pudiera ofrecerse, y me fui mientras El entraba a la Escuela con los Medios Gegnianes. Ya en la casa de mi madre estuve platicando y cotorreando con mi familia un rato y me vine acostando corno a las once de la noche. Allá como a las 2:00 Hs. de la madrugada sonó el teléfono y contestó mi madre, diciéndome enseguida que me fuera rápido porque El Maestro tenía un dolor muy fuerte. Entonces salí rapidísimo, tomé un taxi, llegué a la Casa Sede Mundial; toqué en su recámara, me abren y encuentro al Maestro sentadito en su cama encogido por el dolor. Lo saludé: ¡Buenos días Maestro!, y haciendo de “tripas corazón”, me contesto con una sonrisa; entonces le besé la mano y le pedí su Bendición respondiéndome:” ¡Que Dios te bendiga! Bajé rápidamente a calentar el carro, enseguida bajó El y al atravesar el comedor, venía con las manos en las bolsas del pantalón haciendo esfuerzos con ellas para soportar el dolor. Iba sin su Capa, porque no podía sostenerla. Primera vez en la vida que el León de Judá salía a la calle sin su Capa y con el cuerpo encorvado. En ese momento Yo quería que el carro tuviera Alas; llegamos al Hospital, se bajaron El Maestro y el Reverendo, Yo me quedo estado estacionando el carro. Entré de inmediato a preguntar dónde se encontraba, y me dijeron que había subido al primer piso..... y es ahí donde lo veo tan sencillo y humilde esperando a que lo atendieran. Me molesto y voy con la enfermera diciéndole: Señorita, ¿porqué no lo han atendido ?, por favor señorita..
Enseguida le ordenan regresar a la planta baja cargando con su dolor, tuvo que hacerlo. Le tocó el cuarto 17 (en resumen 8, número de Buda.). Enseguida lo acostaron, poniéndole suero al cual te agregaron una inyección y además oxígeno, Fue en éste Hospital “Lourdes”, donde empezó el Viacrucis, pues se volteaba para uno y otro lado, dormitaba y despertaba sobresaltado, no cediendo el insoportable dolor con todo aquello que le daban. Se quejaba de las piernas, sentía que le resorteaban como si le latiguearan, y Yo sentía que cada latigazo, era un golpe que le daba al corazón, con éste sufrimiento duró 5 horas, y en cuanto empezó a sentir que el dolor aminoraba, comenzó a bromear y a decir “cónchale rn’hijo está juerte” y cambiando un poco su actitud dice: “lo único que siento es que estén Ustedes conmigo; esto es mi Karma; lo tengo que pasar sólo”. Luego me comentó: fíjate m’hijo lo que es la mente; cuando veníamos en el carro, yo pensaba que me moría en el camino; después, cuando Yo estaba esperando arriba en el pasillo, Yo pensaba que ahí me moría. El Reverendo al oír eso le dijo: ¡Maestro Yo creo que nos olvidamos del viaje!, y El respondió: ¡No chica, nada más que llegue mi doctor, él me da una pastillita para quitarme éste dolor”. En ese momento entró el doctor de guardia, (que fue el que lo estuvo atendiendo toda esa noche) y le dijo: “ Maestro, Yo estoy impresionado con su figura; es Usted una persona muy especial; ¿Qué es lo que Usted hace, a qué pertenece?.
¿Es Usted de algún movimiento especial? Y el Maestro responde: ¡Yo soy el fundador de la Gran Fraternidad Universal y mi misión es transformar al mundo, cambiar los estados de conciencia, salvar al mundo de una catástrofe!, entonces nos señala al Reverendo y a mí, y continúa diciéndole: “Ellos son mis discípulos y mis discípulos no comen carne y no tienen vicios, El doctor le explica que, cuando una persona estudia, por lo general empieza a dejar de creer en Dios y sí sigue tratando de conservar la Fe, es porque se lo han enseñado sus padres..... y luego le pregunta: ¿Me podría decir Usted, cual es su concepto de Dios ? .. A esto, El Maestro responde: mire: yo le voy a demostrar científicamente, cómo es que Dios es en todas las cosas se lo he demostrado a científicos rusos y americanos y empieza El a describirle la desintegración de la materia, hasta llegar al Espíritu y del Espíritu a Dios, y le agrega: “en esa forma es que Yo en ésta sábana tengo agarrado a Dios, y demuéstreme lo contrario el doctor estaba fascinado y continúo preguntándole el porque de la barba, a lo que El Maestro le explicó acerca de la fuerza que agarra un Iniciado con la barba larga también le explicó el porqué el Sol tiene 273 grados bajo cero; luego sobre los platillos voladores acerca de que más bien , eran rusos o americanos. - Le dijo también que nos íbamos a comunicar a otras tierras donde habrá hombres como nosotros, pero que esto será por medio de televisión, para poder sostener la charla que duró 15 minutos, me pidió que le diera una pastillita de Isorbid Sublingual, que era lo que tomaba para controlar el dolor de las Coronarias. El doctor no quería irse, no quería separarse de su lado aún cuando le tocaban el timbre a cada rato, porque era la hora en que le tacaba cambiar de turno, y le dice: Maestro: yo quisiera seguir platicando con Usted, esto que Usted me ha hablado, no lo había escuchado en ningún otro lado; yo quiero seguir charlando otro día con Usted… y salió de la habitación. Yo me paré emocionado y no pude controlar las lágrimas. Entonces, besando su mano, le di je: ¡Maestro: pero en todo nos tiene Usted que poner el ejemplo! en todo…Me pasé a sus pies y me vio con una mirada tan hermosa como aquél arquitecto que acaba de terminar su obra, como si ya hubiera logrado en mi la transformación que El deseaba; después me dice: ¡no m’hijo, es que tenía que aprovechar la oportunidad, el hombrecito estaba prendidito y por eso le dije: “estaré entre vosotros y no me conoceréis, porque seré un hombre entre los hombres”; a ver si la agarraba, a ver si captaba, rn’hijo.. Nos pidió que no le dijéramos a nadie que estaba enfermo, que ni a Joselito. Como a las 8:00 Hs. llegó su Cardiólogo, quien le hablaba de tú y le dice: ¿Qué pasó profesor, cómo estás?, y El Maestro le contesta ¡Aquí, esperándote para que me quites éste dolor, porque mañana 22 salgo a Brasil vía Caracas donde voy a pasar mi cumpleaños!, Interviene el Reverendo Carlota y le dice: Doctor, ¿verdad que tanto viaje le ha hecho daño al Maestro ? A lo que el doctor responde: Estoy de acuerdo con Usted, yo ya se lo he dicho, que necesita suspender tanto viaje. El Reverendo vuelve a intervenir, diciendo: Yo creo que el viaje de mañana lo suspendemos.. El Maestro, sin que el médico se diera cuenta, voltea y le pide al Reverendo que se callara. El médico se dirige a El diciéndole: ¡Mira, necesito saber cómo estás, qué fue lo que te pasó..!, Enseguida le sacó un electrocardiograma con un aparato portátil que trata y continúa diciéndoles: mira profesor, ahora tienes que parar por lo menos 15 días en terapia intensiva, pues acabas de sufrir un infarto. Hasta ése momento nos dimos cuenta que lo que le había sucedido no fue sencillo, pero, que El Maestro por su fortaleza lo había soportado en esa forma! El médico le dijo: necesitas estar en Cardiología y en Terapia intensiva; hay tres opciones: puedes ir al ISSSTE, al Seguro Social, al Hospital General o al Hospital Militar. El Maestro le pidió que quería estar donde estuviera El, ya que su Cardiólogo es Militar General, una eminencia, llamado por todos maestro, y no tendría ningún problema para llevarlo ahí. Le responde el doctor: ahorita llamo una ambulancia.., El Maestro le contesta: No, yo no quiero ir armando escándalo por la calle, aquí tengo mi chofer y ahí afuera está mi carro.., le dice el doctor: Bueno, en el mío, para irte cuidando por cualquier cosa. El Maestro le dio las gracias por ello, pero le confirmó que prefería ir en su carro; entonces ya quería levantarse solo y el médico notó permitió diciéndole: tranquilo, ahorita ya no vas a hacer ningún movimiento.., nosotros vamos a hacerlo por ti . Trajeron una silla de ruedas y corno solo tenía una barita abajo, le acomodamos bien su Capa y salió en su silla de ruedas. Para esto, eran como las 9:00 Hs. de la mañana del

Miercoles 21 de Julio de 1982, y yo me había adelantado para esperarlo en el carro, ¡Que increíble era verlo! saludaba sonriente a cuenta gente se encontraba por el pasillo, sin que nadie se percatara de su dolor. Por fin, se acomodó en el carro y partimos rumbo al Hospital Militar. En el camino me dice:
rn’hijo, no hagan las cosas más grandes de lo que son.. y se quedó dormidito. Llegamos al Hospital y enseguida trajeron una camilla. Cuando menos acordé, El Maestro estaba tratando de subirse solo y le dije: ¡espérese tantito Maestro!, ya me ayudaron los médicos que traían la camilla y rápidamente lo condujeron a Cardiología. Por alguna causa a razón estaban todas las camas vacías y lo pusieron en la número 5. Luego me fui de inmediato a cancelar los boletos para Caracas para que no se perdiera ese dinero; pasé a la Casa Sede a llevarle algunos efectos personales al Maestro como su toalla,, su jabón y sandalias de baño; y al Reverendo algo para comer. Con todo esto, regresé al Hospital, como a las 13:00 Hs. le pregunté al Reverendo que como iba todo, y me respondió de manera insegura que bien. También le pregunté que si podía pasar a verlo y dijo que si, pero que solo lo permitían por poco tiempo. Entré y lo vi dormidito, sobre su lado izquierdo, con una bata verde del Hospital, de esas que se amarran por detrás, toda descolorida por tantas lavadas y con dos parches. ¡ Que impresión tan fuerte sentí al ver al Cristo ahí con su sencillez y su humildad. Como a las 9:30 de la noche, estaban tres doctores y, las enfermeras, preparándolo y chequeándolo pata llevarlo a que le sacaran unas radiografías, y para poder colocarle un marcapaso, y estar más seguros de saber que cosa esa lo que le iban a hacer. Me acerqué un poquito y pude observar que todos estaban riendo; seguramente El Maestro les estaba contando un chiste. Una vez listo, lo sacaron en la camilla y el Reverendo Carlota se acercó a El escuchándolo: “Ta’juerte esto, tá’juerte, m’hija, pero Dios mío que se haga tu Voluntad .. Después de que lo regresaron, le pusieron una sonda, porque se le habían afectado también los riñones. Lo acomodaron, salieron los médicos, me acerqué al responsable para preguntarle corno seguía todo y él me responde con otra pregunta: ¿Usted es su hijo?...“Si, doctor”, ¡Mire: el infarto estuvo muy fuerte, le daño los Riñones y como en su juventud tuvo Tuberculosis, un Pulmón no le funciona y eso nos esta dificultando más todo; estamos haciendo muchos esfuerzos, pero no es posible garantizar nada, por lo tanto, es necesario que estén preparados, porque de un momento a otro puede suceder algo inevitable!. Fuí con el Reverendo Carlota a la sala de espera y le dije: ¡Reverendo yo creo que es necesario avisar a la Hermandad y al Reverendo Carlos Michán, para que él avise a los demás a lo que ella me dice: si hijo, llama a Carlos, que le avisen a las hermanos Aguirre, porque iban a ir al Aeropuerto a despedirnos y también a Fernando Aguirre. Más tardé en hablar, que los hermanos en llegar. En un momento estaba ahíel Reverendo Carlos Michán, Rosita de Marcelli, Librada Keymolent, los hermanos Aguirre y Fernando Aguirre.

Jueves 22 de Julio de 1982.- En la mañana como a las 8:00 Hs., llevé al Reverendo Carlota a la Casa Sede Mundial, a que tomara un baño y a que descansara un rato, pues llevaba ya dos noches sin dormir. Después de hacerlo, me fui a casa de los hermanos Jordán (abuelitos de mi esposa), que se encontraban cuando mucho a 5 minutos de la Casa Sede, Descansé ahí aproximadamente una hora; luego me levanté y me bañé. Estaba rasurándome, más o menos como a las 12:05 Hs. del mismo día 22, cuando sonó el teléfono y era el Reverendo Carlota, que me pedía pasara por ella inmediatamente, porque le acababan de hablar del Hospital, que se habla agravado El Maestro. Enseguida yo presentí que el Corazón ya no le resistió más. Llegamos al Hospital, subimos a la sala y encontramos a los hermanos llorando; el Reverendo Carlota tranquila, pasó a verlo. Yo me quedé afuera, tranquilizando a todos, diciéndoles que eso no era lo que El Maestro nos había enseñado, que la Muerte no existía; que deberíamos estar contentos porque había alcanzado su séptimo grado, que ya no pertenecía a éste Mundo; en fin, traté de hacerlos reaccionar y al ratito todos estaban contando anécdotas del Maestro. Le dije a Fernando, que pasara con el Reverendo para que arreglaran todo y resulta que nadie quiso cobrar ni un centavo, ni siquiera un Cardiólogo; ¡qué hecho tan sorprendente! Ya que mas o menos la situación estaba bien, me salí del Hospital y a un lado de unas gradas, volteando hacia el cielo, me puse a llorar exclamando: ¡Porqué Maestro, porqué…!
Los días que estuvo el Maestro en el velatorio, los pasé tratando de fortalecer a la Hermandad, incluso con una fotografía que llevaron unos herma nos, donde El está sonriendo, Me la puse en el pecho y empecé a decirles a todos que sonrieran, que no estábamos en un velorio, que era día de fiesta, porque la tierra había tenido un parto, pues le había dado un hijo al Sol. En más de una ocasión, nos había dicho El Maestro, que el día que falleciera, no quería que lloráramos, sino que nos pusiéramos a oír música. Venezolana, y así sucedía a distancia: en el Ashram Interno, la Anciana, mi esposa, se llevó a todos los hermanos a la casa del Maestro y se pusieron a escuchar música Venezolana y a tratar de sentir que El estaba presente entre ellos.

El Sábado 24 de julio de 1982.- Como a las 5:00 p.m., llegó el Reverendo Adolfo Olivera diciéndonos ¡Hermanos, no estén tristes, ésta es la fiesta de Pentecostés, nuestro Maestro no ha muerto, El Hermano Mayor ha logrado su Séptimo Grado, y debemos de estar contentos por éste hecho!; pues se le veía muy contento y lleno de optimismo, seguro del futuro, con la seguridad de que El jamás nos dejaría huérfanos, que ahora su presencia se habla expandido, que El estaría ahora más con nosotros,
Domingo 25 de Julio de 1982.- L a entrega de su cuerpo a la Madre Tierra fue algo extraordinario, resguardado por patrullas con representantes del ISSSTE, en todos los rostros se veía la tristeza por la separación física del Maestro y a la vez alegría, porque ya todos teníamos la seguridad, de que…

“El Cristo Rey reinaba entre nosotros”

Hermano, es muy importante estar siempre unidos a El, y recordando lo que le dijo al médico después de su infarto: “Usted se va a reír pero Yo vengo a cambiar los estados de conciencia, vengo a transformar a la Humanidad”;
¿cómo?...”a través de cada uno de nosotros”
La bella ilusión no ha terminado la bella ilusión comienza. ¡Adelante hermanos!, que mientras nos falte algo por hacer, no se ha hecho nada.

PAX…

El Anciano del Ashram,
Gegnián Alfredo Herrera Montiel.

..........................................................
Este escrito (escaneado del original) lo realizó el Hermano poco después de la desaparición física de Nuestro Maestro, El S. H. M. Dr. José Manuel Estrada, actualmente el Hno. Herrera tiene el Segundo Grado de GAG PA entregado por el M. R. GELONG Cristina Binderberger en la ciudad de Querétaro, Qro. México. El 18 de Enero del año 2006.
Sus escritos serán incluidos en los próximos libros de “Adelante con los Faroles”
Pax...
GELONG Leonardo Phillips
Morelia, Mich. 3 de Marzo del 2007.